Pilotos de midseason: The Path

¿Es suficiente un episodio para juzgar una serie? ¿Y dos? ¿Damos más oportunidades a las series de cable que a las de las networks ? ¿Y son siempre merecidas? ¿Somos más condescendientes con series que tienen un buen reparto que con las que no lo tienen? Son preguntas que me hago después de ver el primer episodio de The Path , al que posiblemente no le habría concedido una segunda oportunidad si no fuera un drama de Hulu, producido por Jason Katims (Friday Night Lights) y protagonizado por tres monstruos como Aaron Paul (Breaking Bad), Michelle Monaghan (True Detective) y Hugh Dancy (Hannibal). No, el capítulo de debut de The Path no es ese gran punto de partida que apuntaba sobre el papel. ¿Lo comentamos? A Aaron Paul lo vimos por última vez en televisión huyendo a toda velocidad de Walter White , el hombre que le llenó la casa de billetes y se la vació de ilusiones. Huía Paul de una vida llena de tragedias y malas decisiones, así que no es difícil conectar ese pasado con el que de Eddie Lane , el personaje al que da vida en The Path. Eddie es el padre de una familia dedicada al Meyerismo , una “religión” que profesa el desarrollo espiritual y que tiene su propia Biblia en el libro The Ladder (La Escalera), escrita por el líder del culto, el Doctor Steven Meyer. Después de una experiencia mística marcada fundamentalmente por las drogas, y por un entorno hippie casi onírico, Eddie sufre una galopante crisis de fe que le hace cuestionarse completamente el meyerismo. El foco de interés de The Path en sus dos primeros episodios, y posiblemente en toda la temporada, está en las repercusiones de esa crisis de fe en el matrimonio que forma Eddie con Sarah (Michelle Monaghan), una mujer criada en el Meyerismo y devota del movimiento y de su líder no oficial, Cal (Hugh Dancy), que en ausencia del Doctor Steven Meyer se ha hecho con el control del culto. Cal derrocha carisma. Y su colosal personalidad abraza a todos los hijos de una comunidad muy bien organizada y que tiene su propio biorritmo. El Meyerismo vive relativamente ajeno a la sociedad, como se narra a partir de la trama de uno de los hijos de los Lane, Hawk (Kye Allen). En paralelo a estos asuntos circula la historia de Alison (Sarah Jones), una mujer que abandonó el culto y que ahora vive en la clandestinidad por el miedo a las represalias. Por qué abandonó el meyerismo, por qué la persiguen o cómo consiguió desvincularse serán las preguntas que tendrá que responder Alison para ayudar a Eddie en su “liberación”, si es que el culto le deja. Ese es uno de los puntos fuertes de The Path: el Meyerismo tiene recursos para controlar a todos los miembros de su comunidad y para reclutar a nuevos . Uno de esos nuevos, por cierto, es Mary Cox (Emma Greenwell), una drogadicta a la que rescata el “equipo de salvamiento” de Cal y que en los dos primeros episodios nos ayuda a descubrir el culto a través de sus ojos novatos. Otro de los puntos fuertes de The Path es que queda muy difusa la línea entre si el Meyerismo es positivo o negativo para sus seguidores . Mary no sólo encuentra la salvación en la comunidad, también la venganza, ya que Cal pone en su sitio a su abusivo padre. Además, la escena inicial presenta al Meyerismo prácticamente como una ONG, ya que participa activamente en la ayuda de los afectados por un tornado. Sin embargo, en esa misma escena encontramos sospechas de que puede que sus prácticas no sean del todo sanas, ya que roban a un niño de los brazos de su madre. Las sospechas se confirman con la historia de Alison, a la que persiguen sin recurrir a la violencia, pero a la que da la sensación que quieren silenciar. Tanto la simobología del Meyerismo (esa especie de ojo que todo lo ve) como sus bases (su libro sagrado, el camino de la iluminación, la escalera), están muy bien construidos , lo que sin duda ayuda a dar credibilidad a la historia. Entonces, ¿por qué The Path no es lo que esperaba? Para empezar, el Meyerismo bien podría ser el reflejo de un culto tan controvertido como la cienciología, del que apenas tenemos noticias (y adeptos) en nuestro país. La desinformación juega en nuestra contra . Las comunidades que viven relativamente ajenas a la sociedad están bastante presentes en las series de Estados Unidos (Banshee tiene a los amish , The Killing tenía una reserva india), donde además conviven multitud de religiones, movimientos, cultos, sectas o como cada uno lo quiera llamar. Intuyo, pues, que para un estadounidense la experiencia de ver The Path es más completa que para nosotros, que desconfiamos de estas comunidades. Muchos lo definiríamos directamente como una secta, sin más. Despojada de todo ese debate accesorio, la serie se convierte en un drama de historias más bien planas. En la misma línea, para una sociedad cada vez más abonada al agnosticismo , cuesta mucho conectar con los personajes que integran el culto. La fe es personal e intransferible, cada uno tiene la que quiere y la deposita en lo que quiere, pero no habría estado mal que nos dieran más motivos para empatizar con los meyeristas que un par de metáforas sobre escaleras e iluminación . Evidentemente, por eso conectamos más con Eddie que con su mujer… bueno, y también por Jesse Pinkman. Lo mejor : las actuaciones de Michelle Monaghan, Hugh Dancy y Aaron Paul. La estética del meyerismo. El debate post visionado sobre cultos, movimientos de fe y sectas. Y la sensación de que va de menos a más. Lo peor : la “desconexión” emocional con los meyeristas , la lejanía geográfica y mediática con los cultos (cienciología) a los que hace referencia, el ritmo espeso del primer episodio, la molesta trama de Hawk Lane y el abuso de algunos clichés sobre cultos.

Tags: , , , , , , , , , , , , ,

El 3×1: Prison Break, Frequency y One Day at a Time

1) La resurrección de Prison Break implica el regreso de varios miembros del reparto principal de la serie de FOX, como Wentworth Miller (Michael Scofield) y Dominic Purcell (Lincoln Burrows) , pero también el fichaje de caras nuevas. Y según Deadline , el pasado fin de semana tuvo lugar uno de los fichajes importantes: el actor Mark Feuerstein , al que hemos visto sobre todo en Royal Pains en la piel de Hank Lawson, que encarnará a Scott Ness, el marido de… ¡Sara Tancredi! Recordemos que la productora está en negociaciones con Sarah Wayne Callies (Tancredi), Robert Knepper (T-Bag), Rockmond Dunbar (C-Note) y Amaury Nolasco (Sucre) para que recuperen sus papeles originales , aunque todavía no hay acuerdo. 2) Hace unos días os comenté que The CW había dado luz verde al piloto de Frequency , una serie de televisión basada en la película del año 2000 protagonizada por Dennis Quaid y Jim Caviezel, en la que el segundo (hijo) contactaba a través de radio con el primero (padre), fallecido años atrás, para resolver la investigación de un asesinato. Hace menos días os comenté que la ficción ya había encontrado a uno de sus protagonistas, Riley Smith (Nashville, True Detective) , para interpretar al policía fallecido en 1996 con el que contacta su hija desde 2016. Pues bien, ahora ya sabemos quién se meterá en la piel de la hija: Peyton List, a la que vimos hace años en FlashForward y que recientemente ha aparecido en The Flash como Lisa Snart. Entre ambos investigarán una serie de asesinatos sin resolver e intentando que no se desencadene un incontrolable efecto mariposa. 3) Netflix está preparando un remake latino de One Day at a Time , una sitcom que se emitió en CBS durante casi una década (1975-1984), y ya ha encontrado a su protagonista: Justina Machado , la mujer de Rico en Six Feet Under. Machado se meterá en la piel de Penelope, una exmilitar recién separada que debe adaptarse a su nueva vida como soltera mientras intenta educar a su radical hija adolescente y a su inadaptado hijo pequeño. Contará con la ayuda de su madre, un papel que interpretará la veterana Rita Moreno (West Side Story).

Tags: , , , , , , , , , , , , ,

Ganadores de los Critics’ Choice TV Awards 2016

La Broadcast Television Journalists Association (BTJA) entregó anoche los Critics’ Choice TV Awards, que alcanzaron su sexta edición en lo que a televisión se refiere (para cine era la edición 21). Fue una ceremonia especial porque por primera vez no tuvo lugar en el Beverly Hilton de Los Angeles, sino en el hangar del Aeropuerto de Santa Monica , y porque unió, también por vez primera, a los nominados de cine y de televisión. Por lo que respecta a la pequeña pantalla hubo dos grandes vencedores: uno, representado en la foto sobre estas líneas, fue Mr. Robot , que aparte de llevarse el galardón a mejor drama, completó el triplete con los premios a Rami Malek (actor principal) y a Christian Slater (actor secundario); el otro, todavía más galardonado, fue Fargo, coronada como mejor miniserie además de los que se llevaron Jesse Plemons, Kirsten Dunst y Jean Smart. A la miniserie de FX sólo se le escapó el premio a mejor actor, al que optaba con Patrick Wilson y que fue a parar a manos de Idris Elba. Aunque ninguna partía como favorita, Carrie Coon (The Leftovers) y Constance Zimmer (UnREAL) también se fueron a casa con una estatuilla. ¿Vemos la lista completa de vencedores? DRAMA MEJOR DRAMA Empire (FOX) Mr. Robot (USA) Penny Dreadful (Showtime) Rectify (Sundance) The Knick (Cinemax) The Leftovers (HBO) UnREAL (Lifetime) MEJOR ACTOR DE DRAMA Hugh Dancy (Hannibal) Rami Malek (Mr. Robot) Clive Owen (The Knick) Liev Schreiber (Ray Donovan) Justin Theroux (The Leftovers) Aden Young (Rectify) MEJOR ACTRIZ DE DRAMA Shiri Appleby (UnREAL) Carrie Coon (The Leftovers) Viola Davis (How to Get Away With Murder) Eva Green (Penny Dreadful) Taraji P. Henson (Empire) Krysten Ritter (Jessica Jones) MEJOR ACTOR SECUNDARIO DE DRAMA Clayne Crawford (Rectify) Christopher Eccleston (The Leftovers) Andre Holland (The Knick) Jonathan Jackson (Nashville) Rufus Sewell (The Man in the High Castle) Christian Slater (Mr. Robot) MEJOR ACTRIZ SECUNDARIA DE DRAMA Ann Dowd (The Leftovers) Regina King (The Leftovers) Helen McCrory (Penny Dreadful) Hayden Panettiere (Nashville) Maura Tierney (The Affair) Constance Zimmer (UnREAL) MEJOR ACTOR/ACTRIZ INVITADO DE DRAMA Richard Armitage (Hannibal) Justin Kirk (Manhattan) Patti LuPone (Penny Dreadful) Margo Martindale (The Good Wife) Marisa Tomei (Empire) B.D. Wong (Mr. Robot) COMEDIA MEJOR COMEDIA Black-ish (ABC) Catastrophe (Amazon) Jane the Virgin (The CW) Master of None (Netflix) The Last Man on Earth (FOX) Transparent (Amazon) You’re the Worst (FXX) MEJOR ACTOR DE COMEDIA Anthony Anderson (Black-ish) Aziz Ansari (Master of None) Will Forte (The Last Man on Earth) Randall Park (Fresh Off the Boat) Fred Savage (The Grinder) Jeffrey Tambor (Transparent) MEJOR ACTRIZ DE COMEDIA Rachel Bloom (Crazy Ex-Girlfriend) Aya Cash (You’re the Worst) Wendi McLendon-Covey (The Goldbergs) Gina Rodriguez (Jane the Virgin) Tracee Ellis Ross (Black-ish) Constance Wu (Fresh Off the Boat) MEJOR ACTOR SECUNDARIO DE COMEDIA Andre Braugher (Brooklyn Nine-Nine) Jaime Camil (Jane the Virgin) Jay Duplass (Transparent) Neil Flynn (The Middle) Keegan-Michael Key (Playing House) Mel Rodriguez (Getting On) MEJOR ACTRIZ SECUNDARIA DE COMEDIA Mayim Bialik (The Big Bang Theory) Kether Donohue (You’re the Worst) Allison Janney (Mom) Judith Light (Transparent) Niecy Nash (Getting On) Eden Sher (The Middle) MEJOR ACTOR/ACTRIZ INVITADO DE COMEDIA Ellen Burstyn (Mom) Anjelica Huston (Transparent) Cherry Jones (Transparent) Jenifer Lewis (Black-ish) Timothy Olyphant (The Grinder) John Slattery (Wet Hot American Summer) MINISERIE O PELÍCULA PARA TV MEJOR MINISERIE O PELÍCULA PARA TV Childhood’s End (sYFY) Fargo (FX) Luther (BBC America) Saints & Strangers (National Geographic) Show Me a Hero (HBO) The Wiz Live! (NBC) MEJOR ACTOR DE MINISERIE O PELÍCULA PARA TV Wes Bentley (American Crime Story: Hotel) Martin Clunes (Arthur & George) Idris Elba (Luther) Oscar Isaac (Show Me a Hero) Vincent Kartheiser (Saints & Strangers) Patrick Wilson (Fargo) MEJOR ACTRIZ DE MINISERIE O PELÍCULA PARA TV Kathy Bates (American Horror Story: Hotel) Kirsten Dunst (Fargo) Sarah Hay (Flesh and Bone) Alyvia Alyn Lind (Dolly Parton’s Coat of Many Colors) Rachel McAdams (True Detective) Shanice Williams (The Wiz Live!) MEJOR ACTOR SECUNDARIO EN MINISERIE O PELÍCULA PARA TV David Alan Grier (The Wiz Live!) Ne-Yo (The Wiz Live!) Nick Offerman (Fargo) Jesse Plemons (Fargo) Raoul Trujillo (Saints & Strangers) Bokeem Woodbine (Fargo) MEJOR ACTRIZ SECUNDARIA EN MINISERIE O PELÍCULA PARA TV Mary J. Blige (The Wiz Live!) Laura Haddock (Luther) Cristin Milioti (Fargo) Sarah Paulson (American Horror Story: Hotel) Winona Ryder (Show Me a Hero) Jean Smart (Fargo) MEJOR SERIE DE ANIMACIÓN Bob’s Burgers (FOX) BoJack Horseman (Netflix) South Park (Comedy Central) Star Wars Rebels (Disney XD) The Simpsons (FOX)

Tags: , , , , , , ,

Primera promo de The Path, con Aaron Paul

Bryan Cranston y Aaron Paul, o sea Walter White y Jesse Pinkman de Breaking Bad, se ganaron a base de actuaciones memorables el derecho a que les siguiéramos la pista tras su paso por la serie de AMC. El primero ha optado por desarrollar su carrera en el cine (Godzilla, Trumbo) y en el teatro (All the Way), mientras que el segundo ha combinado la gran (Eye in the Sky, Fathers and Daughters) y la pequeña pantalla, en la que pronto estrenará la serie que hoy nos ocupa: The Path . The Path es un prometedorísimo proyecto de Hulu que acaba de estrenar tráiler en el que, además de Aaron Paul, están implicados otros intérpretes de talento como Michelle Monaghan (True Detective) o Hugh Dancy (Hannibal). Pone el foco sobre un matrimonio (Paul-Monaghan) en el centro de un controvertido movimiento de fe que lucha por las relaciones personales, las de pareja y el poder . Cada capítulo, según rezaba la nota de prensa oficial, es una introspección en lo que significa elegir entre la vida que vivimos y la vida que queremos vivir. The Path se rodó en Nyack (New York) entre septiembre y diciembre, tiene previsto su estreno para marzo de 2016 y, además de los mencionados, presume de un reparto en el que también están Minka Kelly (Friday Night Lights), Sarah Jones (Alcatraz), Rockmond Dunbar (Prison Break) o la veterana Kathleen Turner (Beautiful). Uno de sus productores ejecutivos es poco uno de los ídolos de este humilde foro: Jason Katims , creador de Friday Night Lights. Todo tiene taaaaaan buena pinta…

Tags: , , , , , , , , , ,

Review True Detective: The Western Book of the Dead

Desde luego, no era un trabajo fácil. Si el año pasado, antes de su estreno, True Detective ya tuvo que enfrentarse a un hype desmesurado ante el que, sin embargo, salió airoso, el reto que se planteaba con este episodio era aún mayor: sobrevivir al fantasma de su propio pasado . La segunda temporada de lo que se convirtió, para muchos, en una serie de culto desde su propio estreno (no vamos a entrar a juzgar aquí hasta qué punto esto es acertado o no) se presenta con el hándicap de querer estar, como mínimo, a la altura de la anterior. ¿Promete eso este primer episodio? Vamos a verlo… Supongo que es de rigor comenzar por los propios títulos de crédito. Visualmente, el estilo es muy parecido al del año pasado, con la superposición de imágenes, sombras y siluetas. Sin embargo, los colores de este año son algo más vivos, con un claro predominio del rojo que, en algunas imágenes tiene un directo referente sexual, y en otros recuerda al tono y la textura de la sangre. En cuanto a la música, he de reconocer que me decepcionó un poco la primera vez que la escuché. Aunque siempre alegra escuchar a alguien como Cohen en televisión, supongo que me había acostumbrado al country de Far From Any Road . Sin embargo, tengo que decir que, tras escucharla varias veces más, este Nevermind me ha conquistado del todo. Además, no me cabe la menor duda de que, como en la primera temporada, la intro estará plagada de detalles que sólo iremos comprendiendo a medida que avance la trama. Y entre ellos se encuentra la letra de esta canción. Así que atención al contenido: “ No me atraparon, aunque muchos lo intentaron. Vivo entre vosotros, bien disfrazado. Tuve que dejar mi vida atrás. Cavé algunas tumbas que jamás encontraréis. La historia se contó con hechos y mentiras. Tuve un nombre, pero no importa… ” Si lo que pretendían era atraparnos con esta cabecera, está claro que lo han conseguido. Por lo demás, quizás nos ha llamado la atención el hecho de que McConaughey y Harrelson sigan apareciendo como productores ejecutivos (quizás para compensar en cierto modo la inversión que ambos hicieron en el proyecto de cara a la primera temporada), y, como ya sabíamos, la desaparición del nombre de Cary Fukunaga (algo que, me temo, echaremos de menos). Por suerte, contar de nuevo con la mano de Pizzolatto como hilo conductor de toda la temporada nos ofrece grandes garantías. Sé que hasta ahora prácticamente todo lo que he comentado lo he hecho usando la comparación con la temporada anterior. Y creo que eso debería acabar aquí , por el bien de la serie. Obviamente, es imposible no acordarse de la primera temporada (especialmente cuando la propia serie es la que nos introduce varios guiños muy descarados). Pero todo paralelismo más allá de eso sólo nos llevará a establecer comparaciones que, seguramente, únicamente perjudicarán a la nueva historia. Como ya sabíamos, tenemos nueva trama, nuevo contexto, y nuevos personajes. Y este primer episodio ha servido para presentar a nuestros protagonistas e indicar, grosso modo , hacia dónde se puede dirigir la trama este año. Hasta donde hemos podido ver, pasamos del dueto protagonista a un coro a cuatro voces, en el que sólo tres parecen corresponderse con la etiqueta de “detective” que nos promete el título, mientras que el cuarto, por ahora, se sitúa al otro lado de la ley. El primer personaje que nos llama la atención – y en el que más se ha centrado este episodio – es el de Ray Velcoro (Colin Farrell), un detective marcado por un duro evento del pasado: la violación de su mujer por unos criminales que nunca llegaron a detener. Este hecho, por supuesto, ha marcado toda su vida tanto en lo personal (un divorcio inminente y un hijo que probablemente no es suyo) como en lo profesional (a raíz de aquello contrajo deudas con Frank Semyon, como comentaremos más adelante). Como consecuencia de ello encontramos en Velcoro a un personaje lleno de contradicciones y muy atormentado , que sin duda nos proporcionará escenas muy llamativas esta semana. Si bien yo no tenía muchas expectativas puestas en Colin Farrell – al que veo un poco limitado -, sí que tenía mucha curiosidad por ver qué tipo de personaje interpretaría Vince Vaughn. Frank Seymon , como decíamos antes, no es precisamente un representante de la ley. Por lo poco que hemos podido ver, da la impresión de que este personaje ha pasado en apenas una década de ser un criminal sin importancia a un auténtico mafioso , que ve peligrar su imperio con el evento que cierra el episodio. Supongo que necesitamos ver más de este personaje para observar su auténtico carácter, ya que hasta el momento no hemos tenido la sensación de que sea alguien realmente peligroso, como se supone que lo será. En una serie predominantemente masculina en lo que a protagonismo principal se refiere, Ani Bezzerides (interpretada por Rachel McAdams) se presenta como una mujer dura en su trabajo, como contraposición a una familia totalmente disfuncional con la que no quiere identificarse pero de la que le resulta imposible desvincularse. Esperemos que este personaje no caiga en el estereotipo de mujer dura que tantas veces hemos visto, y que nos ofrezca algo más novedoso. Por último, el cuarteto protagonista se cierra con Paul Woodrugh (Taylor “ Riggins ” Kitsch), un joven exmilitar que, ahora convertido en policía, es expulsado por un escándalo, y que también tiene un pasado incómodo que le ha dejado cicatrices no sólo en la piel. De hecho, es el propio Woodrugh el que se convierte, sin quererlo, en el nexo de unión entre los cuatro personajes principales. Y es que, en medio de un peligroso y acelerado viaje nocturno por carretera – en el que aún no sé si buscaba encontrar emociones en su vida o acabar con ella -, Paul descubre el cadáver de Ben Caspar , que implicará a los cuatro personajes de maneras diferentes. Con The Western Book of the Dead , por tanto, hemos tenido un episodio que se ha centrado esencialmente en la presentación de los personajes y, en última instancia, en el planteamiento de una trama en la que profundizaremos en los próximos episodios. Por ahora, los sentimientos son encontrados: True Detective sigue siendo una serie de calidad , y eso se nota tanto en su factura como en el modo en el que afronta las historias que nos quiere contar. Sin embargo, da la impresión de que, en su intento por conservar (y compensar) la sensación de trascendencia que nos entregó el año pasado, ha caído en el error de construir personajes tan oscuros que puedan llegar a perder la credibilidad. Si el año pasado los dos protagonistas se compensaban en sus personalidades (sin dejar de lado la complejidad), por ahora hemos visto que, como mínimo, tres de los cuatro están tan hundidos psicológicamente que en cierto modo nos hace dudar de si es posible en la vida real unir a personas con un pasado tan complicado como el suyo. En cualquier caso, la segunda temporada de True Detective por ahora nos ha dado motivos suficientes para querer volver a California la semana que viene, como mínimo, para comprobar si nuestras sospechas son infundadas o no. ¿Opináis lo mismo?

Tags: , , , , , , , , ,