Doctor Foster sigue siendo más necesaria que nunca en su segunda temporada

Es bien sabido por todos que cuando una serie tiene mucho éxito, aunque estuviera concebida para tener una duración limitada de una única temporada, las cadenas se vuelven locas renovando . No sé si vosotros también, pero yo vivo con MIEDO de que las segundas temporadas de 13 Reasons Why , Big Little Lies y Stranger Things vayan a estropear sus estupendas historias y el chicle, de tanto estirarse, pierda su sabor… Es por eso que Doctor Foster , en todo este clima de incertidumbre y de tantas renovaciones que muchos tachan de “innecesarias”, ha sido la prueba de que, a veces, una historia redonda puede tener una continuación por sorpresa y no solo igualar la calidad de la primera temporada, sino incluso superarla. ¡Sin spoilers ! En un principio uno hubiera podido pensar, como decía, que la historia de Doctor Foster iba a ocupar una sola temporada. Su season finale parecía, a todas luces, un series finale , cerrando todas las tramas de forma bastante satisfactoria y dejando, en conjunto, una historia muy redonda. Y lo cierto es que me inquietó saber que tendría una segunda temporada, porque no veía de qué modo podrían continuar la historia de Gemma. No sabía qué podía quedar por contar, qué más podía aportarnos Doctor Foster … ¡y vaya si tenía más que aportar! La segunda temporada de Doctor Foster ha ido un paso más allá. La historia, que antes parecía tan completa, en realidad ha revelado tener aún muchos aspectos en los que no solo es que se pudiera profundizar, sino que se debía . Uno de ellos, quizá de los más interesantes, se trata del hijo de Gemma y Simon: esta temporada se ha lanzado a explorar, por fin, de forma contundente y realista los efectos que la relación tóxica de sus padres han tenido en él , dejándonos un episodio (el tercero) que es para enmarcar, y que probablemente sea el mejor de la serie. Siempre he tenido la impresión de que Doctor Foster , a cada episodio que pasa, se vuelve más y más grotesca. Que el hastío que le hace sentir la hipocresía de su marido, de toda la sociedad, lleva a la doctora Foster a extremos increíbles, destapando toda la mierda que conlleva la verdad. Esta segunda temporada sigue en esa línea, pero además explora la nueva y brutal dinámica entre ella y Simon de una forma que nunca antes habíamos visto , haciendo inciso en que, por desgracia, no es tan fácil olvidar ni superar al hombre con quien compartiste media vida… A las demás series yo solo les pido que, si van a continuar una historia autoconclusiva en una segunda temporada, sepan hacerlo tan bien como Doctor Foster . Isidro López ( @Drolope )

Tags: , , , , ,

5 razones por las que ver la fantástica My Mad Fat Diary

My Mad Fat Diary es una serie de la que nunca había oído hablar hace unos meses, pero desde que una amiga me la recomendó, no dejo de verla en prácticamente todas las redes sociales (sobre todo por Tumblr, están obsesionados con ella). Y poco a poco me estoy dando cuenta de por qué gusta tanto . Además, falta poco para el estreno de su tercera temporada, así que aprovecho para hablar de ella y de las razones por las que no debéis perdérosla. La trama: My Mad Fat Diary trata sobre Rae, una adolescente con sobrepeso que intenta llevar una vida normal después de pasar cuatro meses en un psiquiátrico por autolesionarse. Chloe, una amiga de su infancia, le presenta a sus nuevos amigos, los cuales son absolutamente geniales. Rae lo pasa muy bien con ellos y experimenta lo que es tener una adolescencia normal, siempre y cuando sus problemas de autoestima no se lo impidan. Y es que, esa es otra de las tramas principales, la autoestima, la imagen que tiene cada uno de sí mismo, independientemente de la que tengan los demás de él. En esta serie se muestra la importancia que tiene en nuestras vidas y que es un tema mucho más complejo de lo que se cree. Por ejemplo, aunque Rae tenga amigos geniales que la adoren, ello no repercute en que ella tenga mejor imagen de sí misma, debido a su gran inseguridad; es incapaz de quererse y aceptarse a sí misma. Mezcla el drama y la comedia: Seguramente al leer la trama pensaréis que es el dramón del siglo, pero estáis muy equivocados. Sí, sobre todo va de la autoestima y de lo mal que se puede pasar con este tipo de problemas. Y puede haber momentos realmente duros y dramáticos. Pero al minuto aparecen las imágenes más graciosas que hayas visto nunca. Incluso hay momentos en los que no sabes muy bien si reír o llorar, porque aplica la ironía y la comedia negra incluso en las situaciones más incómodas. Sin embargo, lo mejor de todo son los garabatos y los comentarios de la protagonista, encima podéis ver un ejemplo. Vuelta a los 90’s: Imagináoslo: 1996, un pequeño pueblo de Gran Bretaña, un grupo de colegas riendo y bebiendo cerveza tumbados en el césped… Esa es la esencia que nos trae My Mad Fat Diary . Me encantan los años 90, y esta serie es de las pocas que (aun siendo del siglo XXI) capta perfectamente la naturalidad retro que tanto enamora de esa época. La increíble banda sonora: Como fan del britpop no puedo evitar nombrar la banda sonora de esta serie. En realidad creo que es lo que más te sitúa en ese ambiente noventero que tanto me gusta. Sobre todo Blur y Oasis , de los que no solo hay canciones, sino una importancia dentro de la serie. Rae habla con un póster de Damon Albarn y, más tarde, tienen entradas para un concierto de Oasis (dos datos que me convencieron definitivamente para ver la serie, por cierto). Los personajes: Son muy realistas y complejos, es muy fácil sentirse identificado con alguno de ellos , sobre todo con Rae. Probablemente no hayas vivido las mismas situaciones que ella, pero seguro que te sientes igual en muchos momentos. Y eso ocurre sobre todo porque no son unos críos forrados de Beverly Hills, cuya única preocupación es ser el más popular del instituto. Los personajes de My Mad Fat Diary son adolescentes reales, no clichés andantes.

Tags: , , , , , , , ,

Lost in Austen: Una versión nada habitual de Orgullo y Prejuicio

El otro día, el 28 de enero concretamente, se cumplieron los 202 años de la publicación de mi libro preferido, Orgullo y Prejuicio, casi nada ¿verdad? Así que he decidido hacerle un homenaje comentando Lost in Austen , una serie que refleja lo mucho que nos sigue obsesionando a algunas este libro en la actualidad, aunque hayan pasado poco más de dos siglos. “Es una verdad generalmente reconocida que todos deseamos escapar” ésta es la frase con la que comienza la miniserie británica Lost in Austen . Es ingeniosa, divertida y me ha hecho disfrutar de cada minuto. Solo tiene cuatro capítulos y se ven enseguida, seguro que os parecerán insuficientes. Además si os encanta Orgullo y Prejuicio tanto como a mí, os sentiréis muy identificados con la protagonista, Amanda Price, la cual vive en este siglo y compara constantemente la sociedad actual con la del XIX. Sobre todo cuando su novio le propone matrimonio de una forma muy poco romántica, al principio no acepta, pero su madre la presiona para que diga que sí. Y así comienza el dilema sobre si aceptar que la realidad no es tan bonita como la ficción o seguir esperando a algo que seguramente no ocurrirá jamás, vivir en el mundo de Austen. ¿Debería continuar con el listón tan alto o conformarse con lo que ya tiene? Entonces es cuando comienza la parte de ficción, Amanda se encuentra en su bañera con Elizabeth Bennet . Cree que todo son imaginaciones suyas y que quizá lee demasiado a Austen. Pero a la noche siguiente, cuando se vuelve a encontrar con Elizabeth, ésta le muestra la entrada a su mundo y se queda encerrada dentro de él. A continuación, la serie trata sobre cómo Amanda sustituye a Elizabeth Bennet en la historia de Orgullo y Prejuicio. Les cuenta a todos que es una amiga de Lizzy, y así, asiste al baile, conoce a Darcy, a Bingley, se convierte en amiga de Jane… ¡Qué suerte! Pensaréis. Es todo lo que una fangirl de Orgullo y Prejuicio querría. Pero lo que había deseado siempre, vivir dentro de su libro preferido, no es exactamente como ella pensaba. Todo lo que hace lo hace mal y no sabe cómo solucionarlo. ¿Podrá Amanda encajar en el mundo en el que siempre quiso vivir? En cuanto al reparto, la protagonista actúa muy bien en diferentes contextos, desde en la actualidad hasta en el siglo XIX, incluso tiene que cantar en una ocasión (Downtown, una canción que quizá os suene) y lo hace increíble. Pero al contrario el actor que hace de Darcy no me convence para nada, es cierto que le acabas cogiendo cariño, sobre todo porque es imposible odiar a un personaje como ése. Pero estoy segura de que todos los que hayáis leído Orgullo y Prejuicio no os imagináis a Darcy así. La verdad es que al principio no me

Tags: , , , , , , , , , , , , ,

Broadchurch sigue brillando en su segunda temporada

Hace unos meses saltaron las alarmas cuando nos enteramos de que la británica Broadchurch , muy aplaudida y ganadora de varios premios BAFTA, iba a tener una segunda temporada. Muchos de nosotros nos preguntamos qué más quedaba por contar , sabiendo que

Tags: , , , , , , , , , , , ,