Los ‘Runaways’ de Marvel por fin tendrán adaptación: una serie para Hulu

Cuando Drew Pearce, guionista de ‘Iron Man 3’ y autor de varias versiones finales de guión de grandes producciones, estaba preparando y promocionando el corto de Marvel ‘All Hail the King’ , muchos le preguntaban por su siguiente proyecto, la adaptación de ‘Runaways’al cine . Pero parecía que no acababan de encontrarle hueco y su futuro no estaba claro –no olvidemos que hablamos de una productora que tiene planeados los próximos cuatro años de su universo cinemático. Dos años después de las declaraciones de Pearce, Hulu ha anunciado que la novela gráfica de 2003 firmada por Brian K. Vaughan y Adrian Alphona va a tener adaptación televisiva . Recordemos que Netflix firmó un acuerdo con Marvel para desarrollar cinco series de su universo (‘Jessica Jones’, ‘Daredevil’, la inminente ‘Luke Cage’, ‘Iron Fist’ y ‘Los Defensores’), y tiene sentido que una historia tan paralela tenga hueco en otra plataforma. ‘Runaways’ es la historia de un grupo de seis adolescentes que descubre que sus padres son parte de una sociedad secreta de súper villanos conocida como El Orgullo. Entonces deciden escapar e intentar, entre otras cosas, deshacer el daño que sus padres han infligido a la sociedad. Los seis jóvenes son muy diferentes entre sí pero están forzados a entenderse. Pearce, por cierto, no está asociado a éste proyecto sino que son Josh Schwartz y Stephanie Savage los que producen y escriben la adaptación a televisión. Este tipo de historias de maduración en la adolescencia no son extrañas para el dúo de creadores, que tienen a sus espaldas títulos como ‘Gossip Girl’ o ‘The O.C.’. Es un proyecto interesante con buen potencial televisivo; seguiremos informando cuando empiecen a hablar de reparto y demás. En ¡Vaya Tele! | ‘Luke Cage’, nuevo y espectacular tráiler del superhéroe de Netflix y Marvel También te recomendamos 'The Mindy Project' revive: Hulu la acogerá en su cuarta temporada Aaron Paul regresará a la televisión en la nueva serie de Jason Katims para Hulu Cómo Taiwán se ha convertido en una de las potencias líderes en tecnología – La noticia Los ‘Runaways’ de Marvel por fin tendrán adaptación: una serie para Hulu fue publicada originalmente en Vaya Tele por Adriana Izquierdo .

Tags: , , , , , , , , , , , ,

Pilotos de midseason: The Path

¿Es suficiente un episodio para juzgar una serie? ¿Y dos? ¿Damos más oportunidades a las series de cable que a las de las networks ? ¿Y son siempre merecidas? ¿Somos más condescendientes con series que tienen un buen reparto que con las que no lo tienen? Son preguntas que me hago después de ver el primer episodio de The Path , al que posiblemente no le habría concedido una segunda oportunidad si no fuera un drama de Hulu, producido por Jason Katims (Friday Night Lights) y protagonizado por tres monstruos como Aaron Paul (Breaking Bad), Michelle Monaghan (True Detective) y Hugh Dancy (Hannibal). No, el capítulo de debut de The Path no es ese gran punto de partida que apuntaba sobre el papel. ¿Lo comentamos? A Aaron Paul lo vimos por última vez en televisión huyendo a toda velocidad de Walter White , el hombre que le llenó la casa de billetes y se la vació de ilusiones. Huía Paul de una vida llena de tragedias y malas decisiones, así que no es difícil conectar ese pasado con el que de Eddie Lane , el personaje al que da vida en The Path. Eddie es el padre de una familia dedicada al Meyerismo , una “religión” que profesa el desarrollo espiritual y que tiene su propia Biblia en el libro The Ladder (La Escalera), escrita por el líder del culto, el Doctor Steven Meyer. Después de una experiencia mística marcada fundamentalmente por las drogas, y por un entorno hippie casi onírico, Eddie sufre una galopante crisis de fe que le hace cuestionarse completamente el meyerismo. El foco de interés de The Path en sus dos primeros episodios, y posiblemente en toda la temporada, está en las repercusiones de esa crisis de fe en el matrimonio que forma Eddie con Sarah (Michelle Monaghan), una mujer criada en el Meyerismo y devota del movimiento y de su líder no oficial, Cal (Hugh Dancy), que en ausencia del Doctor Steven Meyer se ha hecho con el control del culto. Cal derrocha carisma. Y su colosal personalidad abraza a todos los hijos de una comunidad muy bien organizada y que tiene su propio biorritmo. El Meyerismo vive relativamente ajeno a la sociedad, como se narra a partir de la trama de uno de los hijos de los Lane, Hawk (Kye Allen). En paralelo a estos asuntos circula la historia de Alison (Sarah Jones), una mujer que abandonó el culto y que ahora vive en la clandestinidad por el miedo a las represalias. Por qué abandonó el meyerismo, por qué la persiguen o cómo consiguió desvincularse serán las preguntas que tendrá que responder Alison para ayudar a Eddie en su “liberación”, si es que el culto le deja. Ese es uno de los puntos fuertes de The Path: el Meyerismo tiene recursos para controlar a todos los miembros de su comunidad y para reclutar a nuevos . Uno de esos nuevos, por cierto, es Mary Cox (Emma Greenwell), una drogadicta a la que rescata el “equipo de salvamiento” de Cal y que en los dos primeros episodios nos ayuda a descubrir el culto a través de sus ojos novatos. Otro de los puntos fuertes de The Path es que queda muy difusa la línea entre si el Meyerismo es positivo o negativo para sus seguidores . Mary no sólo encuentra la salvación en la comunidad, también la venganza, ya que Cal pone en su sitio a su abusivo padre. Además, la escena inicial presenta al Meyerismo prácticamente como una ONG, ya que participa activamente en la ayuda de los afectados por un tornado. Sin embargo, en esa misma escena encontramos sospechas de que puede que sus prácticas no sean del todo sanas, ya que roban a un niño de los brazos de su madre. Las sospechas se confirman con la historia de Alison, a la que persiguen sin recurrir a la violencia, pero a la que da la sensación que quieren silenciar. Tanto la simobología del Meyerismo (esa especie de ojo que todo lo ve) como sus bases (su libro sagrado, el camino de la iluminación, la escalera), están muy bien construidos , lo que sin duda ayuda a dar credibilidad a la historia. Entonces, ¿por qué The Path no es lo que esperaba? Para empezar, el Meyerismo bien podría ser el reflejo de un culto tan controvertido como la cienciología, del que apenas tenemos noticias (y adeptos) en nuestro país. La desinformación juega en nuestra contra . Las comunidades que viven relativamente ajenas a la sociedad están bastante presentes en las series de Estados Unidos (Banshee tiene a los amish , The Killing tenía una reserva india), donde además conviven multitud de religiones, movimientos, cultos, sectas o como cada uno lo quiera llamar. Intuyo, pues, que para un estadounidense la experiencia de ver The Path es más completa que para nosotros, que desconfiamos de estas comunidades. Muchos lo definiríamos directamente como una secta, sin más. Despojada de todo ese debate accesorio, la serie se convierte en un drama de historias más bien planas. En la misma línea, para una sociedad cada vez más abonada al agnosticismo , cuesta mucho conectar con los personajes que integran el culto. La fe es personal e intransferible, cada uno tiene la que quiere y la deposita en lo que quiere, pero no habría estado mal que nos dieran más motivos para empatizar con los meyeristas que un par de metáforas sobre escaleras e iluminación . Evidentemente, por eso conectamos más con Eddie que con su mujer… bueno, y también por Jesse Pinkman. Lo mejor : las actuaciones de Michelle Monaghan, Hugh Dancy y Aaron Paul. La estética del meyerismo. El debate post visionado sobre cultos, movimientos de fe y sectas. Y la sensación de que va de menos a más. Lo peor : la “desconexión” emocional con los meyeristas , la lejanía geográfica y mediática con los cultos (cienciología) a los que hace referencia, el ritmo espeso del primer episodio, la molesta trama de Hawk Lane y el abuso de algunos clichés sobre cultos.

Tags: , , , , , , , , , , , , ,

Pilotos de midseason: 11.22.63

Al tiempo que AMC ponía en marcha la segunda temporada de Better Call Saul , Hulu estrenaba a través de su servicio de streaming la serie 11.22.63 , basada en la novela casi homónima (11/22/63) de Stephen King. Una novela fantástica desde el punto de vista de la calidad, pero también en lo que se refiere al género, ya que cuenta la historia de un sencillo profesor de literatura que en el tiempo actual le encargan la misión de impedir el asesinato de John Fitzgerald Kennedy , que como reza el título de la obra sucedió el 22 de noviembre de 1963 . ¿Viajes en el tiempo? Sí, pero poca ciencia ficción y mucho thriller , misterio, aventuras y amor. El primer cuarto de hora de The Rabbit Hole , el capítulo de debut de 11.22.63, deja dos cosas muy claras: la adaptación es fiel al libro y… ¡no hay tiempo que perder! Repasen todo lo que sucede en esos primeros instantes: Jake (James Franco) escucha la desgarradora historia de un trabajador con evidentes limitaciones, al que trata de ayudar sin éxito a que consiga un ascenso; firma los papeles del divorcio, aunque no parece muy convencido; visita la hamburguesería de su amigo Al (Chris Cooper) y ve cómo pasa de estar normal a estar al borde de la muerte por un cáncer que lo ha devorado en dos minutos ; escucha una historia decididamente increíble de Al… y comprueba que dice la verdad al entrar en un armario que lo envía al año 1960; y finalmente entiende lo de los dos minutos . Y también lo del precio de la hamburguesa. Puede que sea demasiada información para los espectadores que no han leído los libros, pero es que la historia de 11.22.63 no transcurre en el presente, así que con sólo ocho episodios para cambiar el destino de Kennedy , es necesario que viajemos cuanto antes al pasado. Eso sí, como en toda ficción que incluye viajes en el tiempo, antes hay que dejar claro cómo se aplican esas reglas , que al formar parte del territorio de la ciencia ficción varían según el que las dicta. Aquí, la puerta de entrada al pasado siempre te lleva al mismo día y a la misma hora, la línea temporal se reinicia si vuelves a tu tiempo y, pases un día o cinco años en los sesenta, en el presente sólo habrán transcurrido dos minutos . Hacemos un ejercicio de fe, indispensable para disfrutar de esta serie y de otras similares del género (Regreso al Futuro, El Efecto Mariposa), aceptamos barco y nos vamos al pasado con Jake Epping. Porque, no lo perdamos de vista, el propósito principal de la misión es detener a Lee Harvey Oswald. La segunda parte de The Rabbit Hole transcurre íntegramente en los años 60, a donde llega Jake con un maletín lleno de información sobre Oswald (y su entorno), algo de dinero, un almanaque con resultados deportivos que debe ser su principal fuente de ingresos y un aspecto claramente “anti años 60″. La serie ha hecho un trabajo formidable ($) reproduciendo esa época, empezando por el vestuario, siguiendo por los coches y acabando por esa formalidad en las conversaciones que se perdió para siempre. Un diez en ese aspecto. Jake tarda poco en comprobar las bondades de la época: los precios irrisorios que le llevan a cometer la poco inteligente idea de comprar un coche de lo más llamativo, la facilidad para ganar dinero en las apuestas o el sabor de los alimentos. Todo sabe mejor en 1960 , como dijo Al. Pero, a la vez, Jake también descubre al gran villano de la serie por delante del propio Oswald y a uno de los personajes principales de la historia: el pasado . La escena de la cabina, cuando Jake llama a su padre, expresa con una claridad meridiana otra de las reglas básicas de 11.22.63: el pasado se resiste a ser cambiado . No luches contra él porque te devolverá el golpe con más violencia. Y el pasado se persona en Dallas cuando Jake inicia la investigación del entorno de Oswald, más concretamente cuando trata de averiguar las conexiones entre la CIA y George de Mohrenschildt (Jonny Coyne), un empresario que estuvo muy presente en la vida del asesino de Kennedy. Todo lo que sucede en el restaurante (el fuego que casi le quema, la lámpara que casi lo chafa) representará el día a día de Jake mientras esté en la época que no le pertenece . Jake tiene un enemigo feroz (el pasado), otro en camino (Oswald) y una misión de lo más compleja (detener el asesinato de Kennedy), pero dispone de un aliado genial: el tiempo . El tiempo del que procede, que le proporciona información privilegiada de su presente, y el tiempo material, porque todavía faltan tres años para que se lleve a cabo el asesinato de JFK. Es por eso que, como se insinua al final del episodio, la misión podría pasar a un segundo plano para ayudar a un “viejo amigo” que, en ese momento, es un niño que está a punto de ver cómo su padre mata a su madre, a su hermano, a su hermana y le arruina la vida. Veremos qué piensa el pasado. Lo mejor de 11.22.63 : la recreación del pasado, la frenética presentación de la historia, los flashbacks (que en realidad van hacia el futuro) de Al Templeton explicando las reglas del juego y la certeza de que van a pasar muchas cosas en los ocho episodios Lo peor de 11.22.63 : la (inevitable) nula base científica sobre los viajes en el tiempo, los cambios respecto al libro que no parecen tener una explicación lógica (¿por qué viajamos a 1960 y no a 1958?) y, como no estadounidense, el desconocimiento de ese pedazo de la Historia del país, que sin duda ayudaría a disfrutar más de los detalles

Tags: , , , , , , , , , ,

Así es The Path, el misterioso drama de Hulu

Tengo muchas ganas de que empiece The Path , el drama que llegará a Hulu el próximo 30 de marzo . Primero, ya lo he confesado anteriormente, porque no he visto a Aaron Paul desde que acabó Breaking Bad. El actor que encarnó a Jesse Pinkman afronta su primer trabajo en televisión junto a, y ese es otro motivo para ver la serie, Hugh Dancy (Hannibal) y Michelle Monaghan (True Detective) , dos pedazo de profesionales. Paul interpreta en The Path el papel de Eddie Lane, un tipo que se acaba de convertir al controvertido movimiento del Meyerismo , cuyo líder es el carismático Cal Roberts (Dancy). Roberts mantiene una relación complicada con Eddie y con su mujer, Sarah (Monaghan), mientras lucha contra sus demonios personales e intenta llevar al culto a la nueva generación. Pero, por encima de todo, lo que más me motiva de The Path es el halo de misterio que la rodea, desde su primera promo hasta el póster que tenéis sobre estas líneas (con mensaje: “never stray”, “nunca te desvíes”) o el vídeo de presentación de la serie que podéis ver tras el salto. Quiero ver qué se cuece en esa secta…

Tags: , , , , , , , , , , , , ,

¡Espectacular tráiler de The Path!

Ver a Aaron Paul llorando es motivo suficiente para darle una oportunidad al primer episodio de The Path , un drama que estrenará el canal Hulu el próximo 30 de marzo en el que el exBreaking Bad interpreta a Eddie Cleary, un hombre en el centro de un controvertido movimiento de fe que lucha por las relaciones personales, las de pareja y el poder. La actriz Michelle Monaghan (True Detective) se mete en la piel de la mujer de Eddie, Sarah Cleary, en un reparto que cuenta con otros nombres tan destacados como Hugh Dancy (Hannibal), Minka Kelly (Friday Night Lights), Sarah Jones (Alcatraz), Rockmond Dunbar (Prison Break) o Kathleen Turner (Beautiful). Al parecer, cada episodio es como un viaje interior sobre la vida que vivimos y la que querríamos vivir. Hace poco más de un mes vimos su primera promo y ahora nos llega una versión extendida de aquélla, absolutamente genial , en la que comprobamos que Aaron Paul sigue en plena forma…

Tags: , , , , , , , , , , , ,