Lana Parrilla sigue salvando Once Upon a Time, pero podría haber encontrado ayuda

Once Upon a Time ha encaminado un poco mejor su temporada con estos últimos capítulos (del 7×05 al 7×08) y me ha sorprendido con varias cosas en contra de lo que pensé cuando comenzó la temporada . Cierto es también que se repiten más que el ajo, pero no podemos pedirle peras al olmo y, como Isidro nos contó en la última entrada sobre la serie, ésta sigue conservando cierto encanto que a algunos todavía nos hace seguir aquí. Después de despedir a personajes en capítulos anteriores, en estos capítulos han ahondado un poco más en los nuevos personajes que dejaron caer cuando decidieron sacar del tablero a los antiguos de un plumazo, y ha sido de agradecer. Además, han usado algunas estrategias que, aunque más que mascadas, recuperan la esencia de la serie, como el hecho de introducir personajes sin contarnos desde el primer momento quién es quién, y todo esto contextualizando la historia en un mundo más moderno en el que hasta redes sociales y conflictos derivados de ellas aparecen. El 7×05 “Greenbacks” fue un capítulo un tanto insulso en el que nos contaron la historia de Tiana/Sabine, un personaje encantador pero con el que, al menos por ahora, no han hecho nada interesante (bueno, el plot twist del sapo, fue divertido). La película de Tiana y el sapo no me entusiasmó, pero sí que me pareció entretenida en cierta medida, además Tiana es un personaje admirable por su dedicación y su fuerza de voluntad, pero aquí por ahora, no le han sacado el partido que merece. Por otro lado, no sé si lo que pretenden mostrar con la amistad de Jacinda y Sabine es un símil de la amistad entre Emma y Mary Margaret en la primera temporada, pero no me lo van a colar; lo que tenían esas dos era más especial. Si tenemos algo salvable en este capítulo, fueron los últimos tres minutos, en los que sentaron las bases de una trama que promete mucho más que todo lo tratado en los anteriores cinco capítulos: Roni y Henry descubren que existe una relación entre ellos por una foto. Ésta fue el hilo conductor del 7×06 “Wake up call” que nos ha devuelto a Regina, que ahora sabe que si Henry y Jacinda se besan, todo se irá al garete. Demos mil y una veces gracias al Universo por haber creado a Lana Parrilla y por ser unos privilegiados que podamos verla cada semana, porque qué bien actúa esta mujer. DIOSA Obviamente, podemos maldecir a los guionistas porque el regreso de Regina ha sido para hacerla sufrir otra vez cuando continúa siendo el personaje que lleva el peso de la serie sobre sus espaldas. Sin embargo, el sexto, fue un capítulo que me tuvo hipnotizada de principio a fin y que me pareció muy acertado en muchos sentidos. Primero, porque exploraron de nuevo el tema de la maternidad de Regina que, aunque se había tratado en temporadas anteriores, no se había hecho desde la perspectiva nueva de que Henry ya no es un niño que necesita a su madre sino un adulto que quiere que su madre sea feliz y en las repercusiones que esto tiene sobre ella. En segundo lugar, porque han hecho un paralelismo entre la relación de Regina con Cora y de Drizella con Lady Tremaine , con Regina enseñando a Drizella que no necesariamente tiene que ser como su madre. Y en tercer lugar, porque Drizella/Ivy ha resultado ser un personaje mucho más interesante de lo que esperaba. Pensábamos que la malota de esta historia iba a ser Victoria y al final Drizella va a ser peor y es fantástico . Todavía no conocemos sus intenciones más allá de que quiere acabar con su madre porque quiere más a su hermana muerta que a ella, porque únicamente quiere utilizarla, así como Cora quería a Regina para conseguir riquezas y poderes, pero todo apunta a que Ivy va a ser una villana muy a la altura , mucho más intrigante que las muchas que han pasado por la serie en las últimas temporadas (tranquila Zelena, yo te salvo), y si hacen las cosas bien, quizás podríamos ponerla a la altura de Regina, porque Adelaide Kane tiene mucho carisma. La maldad de Ivy es un tema que se siguió tratando en el séptimo y octavo capítulos de esta temporada y que, probablemente, sea unos de los ejes principales de esta temporada, y es una trama que sí me interesa, al contrario de otras muchas, como la de Henry y Jacinda, que tienen menos química que un taburete y una cuchara. Real que shippeé más a Henry con Ivy en las dos escenas que han compartido que a esos dos, pero nos podemos olvidar de que algo pase entre ellos porque Henry y Jacinda ya están escritos como true loves , como bien comprobamos en el 7×08 “Pretty in blue” en el que se van de viaje a Wonderland siguiendo a Alice que, agarrémonos, es la hija de Hook de la Tierra de los Deseos. A mí también me puedes cantar nanas cuando quieras. Siendo sinceros, esta gran revelación que, por lo que he podido leer, ha sorprendido a mucha gente, a mí me pareció un dato muy predecible. Vamos, que desde que los vi jugando al ajedrez hace algunos capítulos, sospechaba que eso era así. No obstante, esta historia también me parece que puede ser bastante interesante, o al menos mucho más interesante para Hook que las nimias tramas que había tenido con Emma últimamente. Aunque es criticable el modo en el que esa niña vino al mundo, lo cierto es que ver a un Hook que quiera algo más que la venganza y que no sea, al menos por ahora, construyendo una vida a base de mentiras, ha sido agradable. Tengo ganas de que exploren la relación entre Rogers y Tilly, y ver qué pintará en todo esto Gothel/Eloise Gardener, que ahora que está en escena, me cae mucho peor que cuando estaba encerrada en el sótano de Victoria. Once Upon a Time está ganando, poco a poco y contra todo pronóstico, mi interés , y creo que merece que le prestemos atención en los próximos capítulos porque puede que nos sorprendan. Siguen y seguirán teniendo cosas criticables, como Rumpelstiltskin, que podemos estar seguros de que no trama nada bueno de nuevo, pero también podemos ver que han conseguido salir un poco del hoyo en el que ellos mismos se metieron al renovar por una séptima temporada. ¿Qué pensáis vosotros? PD. Estoy muy contenta de que esta temporada estén dando tanta importancia a explorar las relaciones entre padres e hijos (Regina-Henry, Hook-Alice,…) en lugar de centrarse, como habían estado haciendo, en las relaciones amorosas. Doralicia ( @Doralais )

Tags: , , , , , , ,

Review Once Upon a Time: And Straight On ‘Til Morning

La vida nos va situando en distintas posiciones. Unas nos corresponden, otras las elegimos y muchas de ellas nos vienen impuestas. Sea como sea, en todos los frentes tenemos que dar lo mejor de nosotros mismos por aquello de que existen las razones y más vale que juguemos bien una partida si queremos pasar a la siguiente. Ha llegado el momento de despedirnos de Once Upon a Time de nuevo durante unos meses y dada la irregular trayectoria que ha seguido esta segunda temporada la finale nos daba un pelín de miedo. ¿Ha sabido estar a la altura? ¿Entramos en el infernal verano con un buen sabor de boca? Pasad al cuento, pasad… No creo que podamos afirmar rotundamente que ésta ha sido una despedida (temporal, porque ha sido renovada) de bandera, pero creo que nos ha dado lo suficiente como para irnos contentos . No ha sido un mal final de temporada en absoluto. Nos ha dejado abiertas algunas tramas interesantes que, por favor, espero que sepan tratar bien a la vuelta. Sí que podemos decir, en cambio, que ha cometido algunos de los errores que se han venido cometiendo a lo largo de este segundo viaje a Storybrook y que se han repetido ciertos esquemas con los que se abrió la temporada. Todo a su tiempo. Volvamos la vista a Neverland porque Neverland significó algo . La semana pasada veíamos a Bae subiendo al barco de Hook y pensábamos para nosotros mismos que menudo destino. No nos equivocábamos. Ese capitán que ha sido una suerte de fichaje este año (también ha habido aciertos) no lleva a cabo ningún acto altruista, no hasta el momento, al menos. Cuando se encuentra cara a cara con el niño lo único que es capaz de ver es una moneda de cambio. Y entonces llega. Entonces aparece la revelación. Ese tenaz pequeño al que ha salvado temporalmente no es ni más ni menos que el hijo de la única mujer a la que ha amado y el ser al que más detesta. Podría acogerlo por la primera razón o embaucarlo por la segunda. Ya sabemos cuál es el camino. No será una decisión fácil porque por más que trate de volver las tornas, la realidad es que le ha tomado cariño Bae, y ese cariño, esa espina que se le quedará clavada después de entregarlo, será determinante en la historia que acabamos de ver. En Storybrook contamos con una situación límite. El interruptor está en manos equivocadas , unas manos que creen en algo superior, unas manos que quieren erradicar la magia considerándola un mal humano, pero a las que no les importa aniquilar un pueblo lleno de almas. Tamara y Owen no sólo cuentan con la llave de la destrucción sino con la única manera de salir de allí vivos y tienen a Hook de su lado, desequilibrando la balanza mientras cunde el pánico y ese rincón donde vive la magia comienza a destruirse. Lo bueno de estas cosas es que traen la redención. Que se lo digan a Regina, que cansada de ser la malvada reina decide sacrificarse y tratar de detener (o más bien atrasar) la destrucción que el interruptor ha puesto en marcha. Ha estado bien que tenga la oportunidad de acercarse a su hijo de otra manera y ha estado aún mejor el hecho de que Henry deje el trajecito de frialdad un rato para abrazar a su madre y decirle que la quiere. No era mucho pedir, niñito. No era mucho pedir. Claro está, que en una temporada donde ni los buenos son tan buenos ni los malos son tan malos más vale que nos ayudemos. Aquí todos queremos ser héroes y como está claro que hasta el más tonto sabe sacar los pies del tiesto, más vale que permanezcamos vivos, que esto va en serio. Es justo entonces cuando deciden que no pueden dejar a Regina desaparecer entre las ruinas del pueblo. Y será el momento adecuado, ya que las fuerzas de la reina empiezan a flaquear y los relativamente recientes poderes de Emma serán necesarios para parar la catástrofe. Hemos unido dos fuerzas, dos polos opuestos, dos bandos de una guerra, lo mejor y lo peor de Once Upon a Time para salvarla. Y ha funcionado, claro que ha funcionado. Creo precisamente que es uno de los reproches que tengo que hacerle a la finale. De nuevo nos encontramos ante un conflicto solucionado enseguida . La posible destrucción de Storybrook podría haber quedado en suspenso y aunque el final ha estado bien, podría haber quedado algo con muchas más fuerza, como lo fue devolver la magia al pueblo en la primera temporada. No obstante nos han dejado un buen saco de asuntos por resolver. Cuando parece que todo vuelve a estar en orden Henry ha desaparecido con la parejita de la discordia. El problema de los problemas es que ya hemos visto que no es fácil viajar a otros mundos ni conseguir abrir portales, pero perder a Henry no es una opción. Afortunadamente el niño tiene dos madres y una familia bien dispuesta a dar la vida por él si fuera necesario. Y es aquí donde entra en escena por primera vez la piedad de Hook. Hace una eternidad dejó que una suerte de macabros niños perdidos que trabajaban para la sombra se marcharan con Bae. Es algo que no llegó a perdonarse y conocer la noticia de que ese niño es hoy día padre de Henry sólo ha alimentado la culpabilidad que la que evidentemente nunca pudo deshacerse. Esa última judía mágica se destinará a un viaje a Neverland porque no hay más opción que traer al niño de vuelta. Me ha gustado muchísimo y compensa (casi hace que olvide) la rápida resolución del tema botón asesino el simple hecho de ver reunidos a todos los bandos reunidos en el barco del capitán. Belle (nunca más Lacey) cuidará de Storybrook mientras Gold deja a un lado el miedo a ser derrotado como villano para cumplir con su deber de abuelo. Regina y quienes un día fueron enemigos mortales aúnan fuerzas. Es llamativo y bastante atractivo. Ha nacido un bando que más que de buenos y malos es de completa ambigüedad, eso nos gusta y en cuerto modo tiene sentido. A lo largo de esta segunda temporada hemos presenciado cantidad de idas, venidas, arrepentimientos y recaídas en el lado oscuro. Es una de las cosas que en este caso se han hecho bien , nos han dejado ver la evolución, y sí, esa escena grupal guarda todo el sentido del mundo. Pero, ¿con qué nos hemos despedido realmente si no es con dos personajes fuera de su sitio? Neal ha aparecido en el bosque encantado, moribundo, y esperemos que sepan cuidar de él. Sin embargo, la escena que ha hecho las delicias de una cantidad ingente de espectadores vuelve a estar relacionada con ese pasado del que anteriormente hemos hablado y al que hay que volver. El niño al que esas criaturas oscuras sin un atisbo de inocencia buscan no es Bae, es nada más y nada menos que Henry . No me digáis que no os han surgido un millón de incógnitas a raíz de esto (y nos ha encantado, para qué negarlo). En primer lugar, ¿quién es Henry? Porque Henry es alguien. Y quiero saber porque lo buscan en ese tiempo y lugar, teniendo en cuenta que el niño nació mucho después y no pertenece realmente al pueblo. Eso podría quedar explicado teniendo en cuenta que hablamos de Neverland, donde los niños nunca crecen  y el tiempo parece muerto. Pero me reitero, ¿quién es Henry y qué relación tiene con Peter Pan? Porque Peter Pan no es, eso ya se han encargado de hacérnoslo ver. Quiero teorías, queridos míos, todas vuestras teorías. Y de paso hacer incapié en el problema de que el niño está creciendo muchísimo y los veo teniendo que cambiar de actor. No quiero marcharme sin comentar un par de cositas con vosotros. La primera es que contamos con un spin-off de la serie, Once Upon a Time in Wonderland . He de decir que la idea no me convence mucho a pesar de que siempre me tiro del pelo con todo lo que guarde relación con la obra de Carroll. Realmente es un spin-off extraño porque la única similitud que guarda con nuestra serie (que es nuestra, sí) es Wonderland. Además, tienen que cuidar de ésta, porque el nivel tiene que volver a subir un poquito y ha de ser más equilibrado. En segundo y último lugar, aunque más importante, quería daros las gracias por volver a acompañarme una temporada más, porque independientemente de lo que la serie pueda enfadarme, es genial que compartáis vuestros comentarios y teorías, es el verdadero sentido de esto. Así que nos vemos en el cuento en septiembre, porque me quedo otra temporada y espero disfrutarla. ¡Hasta pronto!

Tags: , ,