Pilotos de midseason: The Path

¿Es suficiente un episodio para juzgar una serie? ¿Y dos? ¿Damos más oportunidades a las series de cable que a las de las networks ? ¿Y son siempre merecidas? ¿Somos más condescendientes con series que tienen un buen reparto que con las que no lo tienen? Son preguntas que me hago después de ver el primer episodio de The Path , al que posiblemente no le habría concedido una segunda oportunidad si no fuera un drama de Hulu, producido por Jason Katims (Friday Night Lights) y protagonizado por tres monstruos como Aaron Paul (Breaking Bad), Michelle Monaghan (True Detective) y Hugh Dancy (Hannibal). No, el capítulo de debut de The Path no es ese gran punto de partida que apuntaba sobre el papel. ¿Lo comentamos? A Aaron Paul lo vimos por última vez en televisión huyendo a toda velocidad de Walter White , el hombre que le llenó la casa de billetes y se la vació de ilusiones. Huía Paul de una vida llena de tragedias y malas decisiones, así que no es difícil conectar ese pasado con el que de Eddie Lane , el personaje al que da vida en The Path. Eddie es el padre de una familia dedicada al Meyerismo , una “religión” que profesa el desarrollo espiritual y que tiene su propia Biblia en el libro The Ladder (La Escalera), escrita por el líder del culto, el Doctor Steven Meyer. Después de una experiencia mística marcada fundamentalmente por las drogas, y por un entorno hippie casi onírico, Eddie sufre una galopante crisis de fe que le hace cuestionarse completamente el meyerismo. El foco de interés de The Path en sus dos primeros episodios, y posiblemente en toda la temporada, está en las repercusiones de esa crisis de fe en el matrimonio que forma Eddie con Sarah (Michelle Monaghan), una mujer criada en el Meyerismo y devota del movimiento y de su líder no oficial, Cal (Hugh Dancy), que en ausencia del Doctor Steven Meyer se ha hecho con el control del culto. Cal derrocha carisma. Y su colosal personalidad abraza a todos los hijos de una comunidad muy bien organizada y que tiene su propio biorritmo. El Meyerismo vive relativamente ajeno a la sociedad, como se narra a partir de la trama de uno de los hijos de los Lane, Hawk (Kye Allen). En paralelo a estos asuntos circula la historia de Alison (Sarah Jones), una mujer que abandonó el culto y que ahora vive en la clandestinidad por el miedo a las represalias. Por qué abandonó el meyerismo, por qué la persiguen o cómo consiguió desvincularse serán las preguntas que tendrá que responder Alison para ayudar a Eddie en su “liberación”, si es que el culto le deja. Ese es uno de los puntos fuertes de The Path: el Meyerismo tiene recursos para controlar a todos los miembros de su comunidad y para reclutar a nuevos . Uno de esos nuevos, por cierto, es Mary Cox (Emma Greenwell), una drogadicta a la que rescata el “equipo de salvamiento” de Cal y que en los dos primeros episodios nos ayuda a descubrir el culto a través de sus ojos novatos. Otro de los puntos fuertes de The Path es que queda muy difusa la línea entre si el Meyerismo es positivo o negativo para sus seguidores . Mary no sólo encuentra la salvación en la comunidad, también la venganza, ya que Cal pone en su sitio a su abusivo padre. Además, la escena inicial presenta al Meyerismo prácticamente como una ONG, ya que participa activamente en la ayuda de los afectados por un tornado. Sin embargo, en esa misma escena encontramos sospechas de que puede que sus prácticas no sean del todo sanas, ya que roban a un niño de los brazos de su madre. Las sospechas se confirman con la historia de Alison, a la que persiguen sin recurrir a la violencia, pero a la que da la sensación que quieren silenciar. Tanto la simobología del Meyerismo (esa especie de ojo que todo lo ve) como sus bases (su libro sagrado, el camino de la iluminación, la escalera), están muy bien construidos , lo que sin duda ayuda a dar credibilidad a la historia. Entonces, ¿por qué The Path no es lo que esperaba? Para empezar, el Meyerismo bien podría ser el reflejo de un culto tan controvertido como la cienciología, del que apenas tenemos noticias (y adeptos) en nuestro país. La desinformación juega en nuestra contra . Las comunidades que viven relativamente ajenas a la sociedad están bastante presentes en las series de Estados Unidos (Banshee tiene a los amish , The Killing tenía una reserva india), donde además conviven multitud de religiones, movimientos, cultos, sectas o como cada uno lo quiera llamar. Intuyo, pues, que para un estadounidense la experiencia de ver The Path es más completa que para nosotros, que desconfiamos de estas comunidades. Muchos lo definiríamos directamente como una secta, sin más. Despojada de todo ese debate accesorio, la serie se convierte en un drama de historias más bien planas. En la misma línea, para una sociedad cada vez más abonada al agnosticismo , cuesta mucho conectar con los personajes que integran el culto. La fe es personal e intransferible, cada uno tiene la que quiere y la deposita en lo que quiere, pero no habría estado mal que nos dieran más motivos para empatizar con los meyeristas que un par de metáforas sobre escaleras e iluminación . Evidentemente, por eso conectamos más con Eddie que con su mujer… bueno, y también por Jesse Pinkman. Lo mejor : las actuaciones de Michelle Monaghan, Hugh Dancy y Aaron Paul. La estética del meyerismo. El debate post visionado sobre cultos, movimientos de fe y sectas. Y la sensación de que va de menos a más. Lo peor : la “desconexión” emocional con los meyeristas , la lejanía geográfica y mediática con los cultos (cienciología) a los que hace referencia, el ritmo espeso del primer episodio, la molesta trama de Hawk Lane y el abuso de algunos clichés sobre cultos.

Tags: , , , , , , , , , , , , ,

Así es The Path, el misterioso drama de Hulu

Tengo muchas ganas de que empiece The Path , el drama que llegará a Hulu el próximo 30 de marzo . Primero, ya lo he confesado anteriormente, porque no he visto a Aaron Paul desde que acabó Breaking Bad. El actor que encarnó a Jesse Pinkman afronta su primer trabajo en televisión junto a, y ese es otro motivo para ver la serie, Hugh Dancy (Hannibal) y Michelle Monaghan (True Detective) , dos pedazo de profesionales. Paul interpreta en The Path el papel de Eddie Lane, un tipo que se acaba de convertir al controvertido movimiento del Meyerismo , cuyo líder es el carismático Cal Roberts (Dancy). Roberts mantiene una relación complicada con Eddie y con su mujer, Sarah (Monaghan), mientras lucha contra sus demonios personales e intenta llevar al culto a la nueva generación. Pero, por encima de todo, lo que más me motiva de The Path es el halo de misterio que la rodea, desde su primera promo hasta el póster que tenéis sobre estas líneas (con mensaje: “never stray”, “nunca te desvíes”) o el vídeo de presentación de la serie que podéis ver tras el salto. Quiero ver qué se cuece en esa secta…

Tags: , , , , , , , , , , , , ,

¡Espectacular tráiler de The Path!

Ver a Aaron Paul llorando es motivo suficiente para darle una oportunidad al primer episodio de The Path , un drama que estrenará el canal Hulu el próximo 30 de marzo en el que el exBreaking Bad interpreta a Eddie Cleary, un hombre en el centro de un controvertido movimiento de fe que lucha por las relaciones personales, las de pareja y el poder. La actriz Michelle Monaghan (True Detective) se mete en la piel de la mujer de Eddie, Sarah Cleary, en un reparto que cuenta con otros nombres tan destacados como Hugh Dancy (Hannibal), Minka Kelly (Friday Night Lights), Sarah Jones (Alcatraz), Rockmond Dunbar (Prison Break) o Kathleen Turner (Beautiful). Al parecer, cada episodio es como un viaje interior sobre la vida que vivimos y la que querríamos vivir. Hace poco más de un mes vimos su primera promo y ahora nos llega una versión extendida de aquélla, absolutamente genial , en la que comprobamos que Aaron Paul sigue en plena forma…

Tags: , , , , , , , , , , , ,

Cinco cosas que queremos ver en Better Call Saul

En la cadena de eslabones perfectamente entrelazados que son las cinco temporadas de Breaking Bad, hay una pieza que siempre desentonó, tanto por su particular concepción del bien y del mal como por el color de sus corbatas y camisas: Saul Goodman . El abogado, irreverente compulsivo, corría en dirección contraria a la ética, alejándose de barreras morales que Walt y Jesse traspasaron varias veces, la mayoría en contra de su voluntad. Saul era la vía de escape de la serie a todos esos debates internos de sus protagonistas porque, sencillamente, en Saulandia sólo existían dos conceptos: la supervivencia y el dinero . Por eso, cuando nos enteramos que Breaking Bad tendría un spin off , muchos pensamos que sólo serviría para deshacer un círculo que se había cerrado con brillantez; pero cuando supimos que sería un spin off de Saul Goodman , respiramos tranquilos, porque es el único personaje de la serie (al menos de los principales) por el que se puede separar la cadena sin romperse. ¿Qué esperamos de Better Call Saul? El hombre que cocinó el personaje de Saul Goodman, Peter Gould, que hará de showrunner en Better Call Saul, comentó en verano que la serie podría moverse atrás y adelante en el tiempo , de forma que un capítulo tenga lugar dos años antes de Walter White y otro seis meses después de conocerlo. Poco después, la nota de prensa oficial de AMC confirmó que la serie arrancaría seis años antes de WW , cuando Saul todavía no hacía anuncios molones ni defendía a criminales de alto standing , sino que se llamaba Jimmy McGill y buscaba labrarse una carrera de abogado. Teniendo en cuenta que AMC ya ha renovado la serie por una segunda temporada (de 13 episodios), es probable que durante los 10 capítulos de la primera “sólo” veamos el nacimiento de Saul Goodman . Dicho esto, sabiendo que Vince Gilligan y Peter Gould han confirmado que jugarán con la línea temporal de Breaking Bad y teniendo en cuenta que van a regresar algunos de los personajes de la serie madre, ¿qué queremos ver en Better Call Saul? Son cinco cosas que deberían aparecer en el spin off para quedarnos satisfechos: La vida personal de Mike Ehrmantraut: Jonathan Banks estará en Better Call Saul, por lo que la serie tiene la oportunidad de mostrarnos detalles de la vida privada de Mike, esa que cuidó con tanto recelo cuando era el hombre de confianza de Gus. De paso, sería genial que nos contaran qué pasó exactamente para que Mike dejara de ser policía en Philadelphia y se pasara al lado oscuro (y rentable). ¿Qué motivó que dejara de adoptar “half measures” para mutar en ese implacable mercenario? Por supuesto, también estaría bien saber más de ese vínculo tan especial que tiene con su nieta Kaylee, que en el spin off aún no habrá nacido… y dónde está su hija, su hijo o su mujer. Mike es un gran libro por abrir. Cómo conocí a nuestro abogado: a pesar de que Walt es el hombre que más veces pisa el despacho de Saul a lo largo de Breaking Bad, quien presentó a Saul al señor White fue Jesse Pinkman. ¿Cómo lo conoció Jesse? Posiblemente viendo la televisión a altas horas de la madrugada, bebiendo cerveza y fumando marihuana al lado de Badger y Skinny Pete, pero no estaría nada mal que nos enseñaran ese día. Más que nada porque así volveríamos a ver al enorme Aaron Paul, que ya ha confirmado que no aparecerá en la serie porque es “demasiado mayor” para la línea temporal en que se desarrolla la serie. Ya, claro, como si en True Detective no caracterizaran a los protagonistas con 20 años menos… Huell manosrápidas : el regreso de Lavell Crawford, no confirmado, debería ser innegociable. El enorme Huell debe estar en Better Call Saul sí o sí. Es más, deberían dedicarle un episodio completo a su entrenamiento para tener esas manos tan dulces y discretas para el robo. Y cómo ese “talento” llamó la atención de Jimmy McGill. Por qué Gus Fring emigró a Estados Unidos: uno de los mejores episodios de Breaking Bad (Hermanos) cuenta brevemente la historia de Gus, que salió de Chile durante la dictadura de Pinochet y que se refugió en México antes de dar el salto a Estados Unidos. ¿Por qué tuvo que dejar Chile? ¿Por qué Don Eladio le perdonó la vida a Gus y no a su compañero Max? ¿Y qué había entre Max y Gus: eran pareja o sólo amigos? ¿Cómo llegó a crear ese imperio en el desván de Pollos Hermanos? La vuelta de Giancarlo Esposito sería un espaldarazo para la serie, aunque habría que ver cómo encaja el personaje más serio de Breaking Bad en este escenario más cómico que propone Better Call Saul. Jesse en clase de Walt: no sucederá, porque ni Aaron Paul ni Bryan Cranston han firmado para el spin off , pero sería mágico ver a Pinkman en clase de ese profesor de química con pinta de loser al que llaman Mister White. Sería mágico porque, si no recuerdo mal, la madre de Jesse dijo que Walt había sido uno de los pocos profesores que motivó a su hijo. ¿Os imagináis a Walt dándole la lata a Pinkman sobre algún experimento de química? Espero que Vince Gilligan y Peter Gould se lo planteen en algún momento de Better Call Saul. Y espero que Paul y Cranston quieran volver a trabajar juntos, porque lo que había entre ellos sí que era química de la buena. ¿Qué otras cosas os gustaría ver del pasado de la serie? Recordad que nos situamos seis años antes de que Walt y Jesse entren por la puerta del despacho de Saul Goodman…

Tags: , , , , , , , , , , , , ,

La parodia de los Emmy con Bryan Cranston, la imagen de la semana

¿Existe algo mejor que un buen actor participando en una parodia? En estos mundos teléfilos, probablemente no. Bryan Cranston ya nos había demostrado con un bailoteo que se apuntaba a cualquier sarao y ahora es el turno de promocionar los Emmy. ¿Pero de cualquier manera? No, ni mucho menos. El actor se unió a su compañero en ‘Breaking Bad’, Aaron Paul , y a Julia Louis-Dreyfus para crear este sketch que imita los realities de empeños, tan de moda en Estados Unidos gracias a ‘Pawn Stars’ . En él, vemos a la protagonista de ‘Veep’ intentando vender su Emmy como actriz de reparto por ‘Seinfeld’ para pagar sus deudas al adquirir una isla. No faltan alusiones meta-televisivas divertidas como los prejuicios ante los roles secundarios (¿pueden ser más importantes que los propios protagonistas?) y las series de comedia, ya que muy a menudo consideramos desde los medios de comunicación que la categoría de mejor drama es más potente que la cómica. Los nostálgicos de ‘Breaking Bad’ pueden ponerse las botas con Cranston y Paul, que están pasadísimos de rosca , y tiene mucho sentido que estos tres actores protagonicen el spot. Cranston opta este año a su cuarto premio por interpretar al narcotraficante Walter White, Paul podría conseguir el tercero por ser Jesse Pinkman y Julia Louis-Dreyfus es toda una veterana con el premio por ‘Seinfeld’, uno por ‘The old adventures of new Christine’ y otros dos por interpretar a Selina Meyer en ‘Veep’, por la que podría ganar su quinta estatuilla. Vamos, que ya son historia televisiva antes de que se celebre la gala del próximo día 25. Vía |  Youtube En ¡Vaya Tele! | La imagen de la semana – La noticia La parodia de los Emmy con Bryan Cranston, la imagen de la semana fue publicada originalmente en Vayatele por Pere Solà Gimferrer .

Tags: , , , , , , , ,