Better Call Saul, renovada por una tercera temporada

Aunque cayó por primera vez por debajo de los dos millones de espectadores con su último episodio , Better Call Saul ha obtenido una más que merecida renovación por una tercera temporada . Tendrá diez episodios , como la primera y como la segunda, que el pasado domingo emitió su quinto capítulo y que sigue labrando el camino que debe llevar a Jimmy McGill hasta Saul Goodman . A la vez, la serie construye a través de Mike Ehrmantraut ese universo del narcotráfico en el que aterrizará Walter White en la primera temporada de Breaking Bad. “Lo que han conseguido Peter Gould, Vince Gilligan, Bob Odenkirk y el resto del equipo con Better Call Saul es realmente raro y destacable”, comentó el presidente de AMC, Charlie Collier. “Han cogido una de las series de televisión más icónicas, fascinantes y que más obsesionaron a los fans (en el mejor sentido) y han creado una precuela que se sostiene por sí misma “. Sin duda, ese es uno de los puntos fuertes de Better Call Saul, su identidad propia , alejada de Breaking Bad a partir del personaje menos breakingbadiano : Saul Goodman , un abogado con su propia historia personal que poco o nada tiene que ver con la blue meth . Volviendo a las audiencias , que suelen ser determinantes para el destino de una serie, parece que por ahora no tenemos que preocuparnos demasiado . Better Call Saul promedia en este segunda entrega 4,4 millones de espectadores en el Live+3 (emisión en directo y emisiones en los tres días posteriores), y más de 2,5 millones de espectadores en el demográfico 18-49 que tanto gusta a las cadenas. Por cierto, tampoco tenemos que preocuparnos por la calidad de la tercera temporada: Vince Gilligan y Peter Gould seguirán haciendo de productores ejecutivos y de showrunners . Todo en orden, pues, para seguir disfrutando de una de las mejores series de la televisión actual.

Tags: , , , , , , , , , , , , ,

Pilotos de midseason: 11.22.63

Al tiempo que AMC ponía en marcha la segunda temporada de Better Call Saul , Hulu estrenaba a través de su servicio de streaming la serie 11.22.63 , basada en la novela casi homónima (11/22/63) de Stephen King. Una novela fantástica desde el punto de vista de la calidad, pero también en lo que se refiere al género, ya que cuenta la historia de un sencillo profesor de literatura que en el tiempo actual le encargan la misión de impedir el asesinato de John Fitzgerald Kennedy , que como reza el título de la obra sucedió el 22 de noviembre de 1963 . ¿Viajes en el tiempo? Sí, pero poca ciencia ficción y mucho thriller , misterio, aventuras y amor. El primer cuarto de hora de The Rabbit Hole , el capítulo de debut de 11.22.63, deja dos cosas muy claras: la adaptación es fiel al libro y… ¡no hay tiempo que perder! Repasen todo lo que sucede en esos primeros instantes: Jake (James Franco) escucha la desgarradora historia de un trabajador con evidentes limitaciones, al que trata de ayudar sin éxito a que consiga un ascenso; firma los papeles del divorcio, aunque no parece muy convencido; visita la hamburguesería de su amigo Al (Chris Cooper) y ve cómo pasa de estar normal a estar al borde de la muerte por un cáncer que lo ha devorado en dos minutos ; escucha una historia decididamente increíble de Al… y comprueba que dice la verdad al entrar en un armario que lo envía al año 1960; y finalmente entiende lo de los dos minutos . Y también lo del precio de la hamburguesa. Puede que sea demasiada información para los espectadores que no han leído los libros, pero es que la historia de 11.22.63 no transcurre en el presente, así que con sólo ocho episodios para cambiar el destino de Kennedy , es necesario que viajemos cuanto antes al pasado. Eso sí, como en toda ficción que incluye viajes en el tiempo, antes hay que dejar claro cómo se aplican esas reglas , que al formar parte del territorio de la ciencia ficción varían según el que las dicta. Aquí, la puerta de entrada al pasado siempre te lleva al mismo día y a la misma hora, la línea temporal se reinicia si vuelves a tu tiempo y, pases un día o cinco años en los sesenta, en el presente sólo habrán transcurrido dos minutos . Hacemos un ejercicio de fe, indispensable para disfrutar de esta serie y de otras similares del género (Regreso al Futuro, El Efecto Mariposa), aceptamos barco y nos vamos al pasado con Jake Epping. Porque, no lo perdamos de vista, el propósito principal de la misión es detener a Lee Harvey Oswald. La segunda parte de The Rabbit Hole transcurre íntegramente en los años 60, a donde llega Jake con un maletín lleno de información sobre Oswald (y su entorno), algo de dinero, un almanaque con resultados deportivos que debe ser su principal fuente de ingresos y un aspecto claramente “anti años 60″. La serie ha hecho un trabajo formidable ($) reproduciendo esa época, empezando por el vestuario, siguiendo por los coches y acabando por esa formalidad en las conversaciones que se perdió para siempre. Un diez en ese aspecto. Jake tarda poco en comprobar las bondades de la época: los precios irrisorios que le llevan a cometer la poco inteligente idea de comprar un coche de lo más llamativo, la facilidad para ganar dinero en las apuestas o el sabor de los alimentos. Todo sabe mejor en 1960 , como dijo Al. Pero, a la vez, Jake también descubre al gran villano de la serie por delante del propio Oswald y a uno de los personajes principales de la historia: el pasado . La escena de la cabina, cuando Jake llama a su padre, expresa con una claridad meridiana otra de las reglas básicas de 11.22.63: el pasado se resiste a ser cambiado . No luches contra él porque te devolverá el golpe con más violencia. Y el pasado se persona en Dallas cuando Jake inicia la investigación del entorno de Oswald, más concretamente cuando trata de averiguar las conexiones entre la CIA y George de Mohrenschildt (Jonny Coyne), un empresario que estuvo muy presente en la vida del asesino de Kennedy. Todo lo que sucede en el restaurante (el fuego que casi le quema, la lámpara que casi lo chafa) representará el día a día de Jake mientras esté en la época que no le pertenece . Jake tiene un enemigo feroz (el pasado), otro en camino (Oswald) y una misión de lo más compleja (detener el asesinato de Kennedy), pero dispone de un aliado genial: el tiempo . El tiempo del que procede, que le proporciona información privilegiada de su presente, y el tiempo material, porque todavía faltan tres años para que se lleve a cabo el asesinato de JFK. Es por eso que, como se insinua al final del episodio, la misión podría pasar a un segundo plano para ayudar a un “viejo amigo” que, en ese momento, es un niño que está a punto de ver cómo su padre mata a su madre, a su hermano, a su hermana y le arruina la vida. Veremos qué piensa el pasado. Lo mejor de 11.22.63 : la recreación del pasado, la frenética presentación de la historia, los flashbacks (que en realidad van hacia el futuro) de Al Templeton explicando las reglas del juego y la certeza de que van a pasar muchas cosas en los ocho episodios Lo peor de 11.22.63 : la (inevitable) nula base científica sobre los viajes en el tiempo, los cambios respecto al libro que no parecen tener una explicación lógica (¿por qué viajamos a 1960 y no a 1958?) y, como no estadounidense, el desconocimiento de ese pedazo de la Historia del país, que sin duda ayudaría a disfrutar más de los detalles

Tags: , , , , , , , , , ,

Better Call Saul: 17 referencias ‘ocultas’ a Breaking Bad

Que Better Call Saul aprovechó el tirón del final de Breaking Bad para promocionarse es tan cierto como que la nueva serie de AMC ha sabido soltarse de la mano de la antigua para construir su propio universo . Uno, además, en el que los protagonistas no sólo pueden parecerse a los de la serie madre, es que cada vez tienen que parecerse más , ya que Better Call Saul se posiciona antes de Breaking Bad en la línea temporal. Las conexiones entre la serie de Jimmy McGill y la serie de Walter White son, por lo tanto, tan evidentes como necesarias, aunque algunas se han ido dejando de forma disimulada a lo largo de la primera temporada , hasta el punto que para detectarlas tienes que estar muy atento a una (Better Call Saul) y conocer muy bien la otra (Breaking Bad), además de tener buena memoria. A las puertas del estreno de la segunda temporada, que será el próximo 15 de febrero , AMC nos facilita la tarea de encontrar todas las referencias de una a otra con un vídeo comentado por los protagonistas. Algunas, como la de Tuco, son evidentes. Otras, como la de Kevin Costner, eran más difíciles de detectar. Muy interesante.

Tags: , , , , , , , , , , ,

Better Call Saul presenta su segunda temporada

El final de la primera temporada de Better Call Saul nos dejó a Jimmy McGill corriendo más rápido que nunca hacia Saul Goodman , y a la vez huyendo de un camino que le proponía su estimada Kim en forma de entrevista de trabajo. El poder del anillo (de Marco), como dijimos en su día , corrompe a todos los hombres… y nuestro Jimmy ya tenía cierta tendencia a caer hacia el lado oscuro. La segunda temporada nos presentará un escenario distinto a la primera, con un Jimmy alejado de Chuck y posiblemente más cercano a Mike, que ha picado a ciertas puertas interesantes para que el abogado se inicie en la carrera criminal. Será distinta a la primera, pero todavía no será parecida a Breaking Bad , ya que a Jimmy le tienen que pasar unas cuantas cosas (Kim y Chuck deben “desaparecer” de su vida) hasta ser el abogado de los anuncios que conocimos viendo la televisión con Jesse Pinkman. Después del salto encontraréis una presentación de esa segunda temporada, made in AMC , con algunas que otra escena inédita. Echa a andar, recuerden, el próximo 15 de febrero.

Tags: , , , , , , , ,

Better Call Saul, el estreno más seguido de la temporada

Hizo historia con su capítulo de estreno y la ha vuelto a hacer con el episodio que cierra su primera temporada, Marco , aunque éste no por méritos propios sino como guinda del pastel. Better Call Saul es el estreno más seguido del curso en varios indicadores, según datos que recoge Deadline . Es la nueva serie con más audiencia en total de espectadores (5,9 millones), en la franja de adultos 18-49 años (3,7 millones) y también en la de 25-54 años (3,6 mmillones) si nos fijamos en el Live+3 , es decir, contando el día de emisión y los tres siguientes . Aunque Marco no se acercó a la locura del primer capítulo (que tenía “trampa” porque se emitió en domingo después de The Walking Dead), reunió a 2,53 millones de espectadores en directo que se disparan hasta 5,1 millones con el Live+3 , confirmando un crecimiento del 100% (Live +3 respecto a Live+SD) que se ha repetido a lo largo de toda la temporada. “Por mucho que disfrutáramos del periodo de gestación que duró más de un año y en el que amigos, fans, críticos e incluso nuestra familia nos dijo que no ensuciáramos el legado de Breaking Bad, este resultado no nos lo imaginábamos ni de lejos”, admitió el presidente de AMC, Charlie Collier. “Afortunadamente, la primera temporada de Better Call Saul ha cumplido con las expectativas a todos los niveles gracias a la brillantez de Vince Gilligan y Peter Gould “, dijo el propio Collier. Aunque el universo en que se desarrolla el spin off no haya resultado extraño para los millones de personas que adoraron Breaking Bad, a diferencia de otros “estrenos puros”, Better Call Saul ha tenido que competir contra el imborrable recuerdo de su serie madre. Y ha triunfado . Los números no mienten.

Tags: , , , , , , , , , , , , ,