Segunda crónica desde San Sebastián: la McDormand es Dios

Ya llevamos unos cuantos días en modo “una peli tras otra” y, de momento, podemos decir que la impresión general está siendo buena . Cuando empecé a escribir este artículo estaba muy contenta porque, por ese entonces, no había tenido grandes decepciones ni disgustos, pero ahora las cosas han cambiado un poco . Lo que sí sigue igual es lo alto de nuestro podio particular, con Call me by your name  en la cima. Y no hay nada que la haga bajar de ahí, aunque han estado cerca, como os contaré a continuación. ¿Qué hemos visto ya? Three billboards outside Ebbing, Missouri ( Martin McDonagh ) – Perlas Esta comedia negra, ambientada en un pequeño pueblo americano, se ha convertido en una de las sensaciones del festival . Tras conseguir el Premio del Público en el último festival de Toronto , llega a San Sebastián para meterse también a todo el mundo en el bolsillo. Así lo confirmaron las carcajadas que llenaron el pase de prensa del Victoria Eugenia, siendo esto totalmente comprensible, ya que tiene un guión que es oro puro . Si encima le añadimos que los protagonistas son Frances McDormand , Sam Rockwell y Woody Harrelson , que como siempre, están espléndidos, no hace falta decir nada más. No obstante, sí se le puede poner una pega y es que el tono de la primera parte está mucho más arriba que el resto.  Hacia la mitad la cosa decae un poco, para luego remontar a lo grande hasta el final. 120 battements par minute ( Robin Campillo ) – Perlas Como contrapunto a las carcajadas de “la de los carteles” – como la llamamos nosotros para evitar pronunciar ese título tan largo – está el drama francés que nos ha dejado bastante hechos polvo . En resumen, el film permite que te adentres en el mundo del colectivo reivindicativo ActUp y vivas la lucha del Sida de principios de los 90 desde un lugar privilegiado. El realizador Robin Campillo consigue hacerte sentir uno más del grupo, por lo que acabas celebrando victorias y llorando sus pérdidas como si fuesen tuyas . Morir ( Fernando Franco ) – Sección Oficial Antes de nada, quiero dejar claro mi enfado ante el hecho de que Morir no esté incluida entre las candidatas a llevarse la Concha de Oro. Dicho esto, os comento que, la nueva colaboración de Fernando Franco con Marian Álvarez , vuelve a dejarte baldado y con una angustia en el pecho que te dura para un rato largo . Aunque, si alguien está esperando algo como lo de La herida (2013), que se quite eso de la cabeza, porque claramente, no hay nada como La herida . Jusqu’á la garde – Custody  ( Xavier Legrand ) – Perlas Este drama social, que se transforma poco a poco en un thriller con la tensión perfecta , te deja pegado al asiento de una manera increíble. Nosotros no pudimos respirar tranquilos hasta que apareció el fundido a negro. Luego, en el saco de “pelis que nos han gustado pero que, aun así, no llegan al notable” metemos a You were never really here de Lynne Ramsay , Le sens de la fête (C´est la vie) de Olivier Nakache y Éric Toledano , Princesita de Marialy Rivas y Las hijas de Abril de Michel Franco . Por el contrario, como ya comentaba previamente, no todo ha sido disfrutable y el martes llegaron l os dos grandes despropósitos del festival : Sollers Point ( Matthew Porterfield ) y Marrowbone ( Sergio G. Sánchez ), de los cuales hemos salido completamente horrorizados. ¿Qué no queremos perdernos próximamente? Perlas: Wonderstruck ; Happy end ; Mother!, The Florida Project, Loveless, The leisure seeker, The big sick Sección Oficial: The disaster artist, The wife La entrada Segunda crónica desde San Sebastián: la McDormand es Dios aparece primero en ¡Quién te ha visto y quién TV! .

Tags: , , , , , , , ,

Doctor Foster sigue siendo más necesaria que nunca en su segunda temporada

Es bien sabido por todos que cuando una serie tiene mucho éxito, aunque estuviera concebida para tener una duración limitada de una única temporada, las cadenas se vuelven locas renovando . No sé si vosotros también, pero yo vivo con MIEDO de que las segundas temporadas de 13 Reasons Why , Big Little Lies y Stranger Things vayan a estropear sus estupendas historias y el chicle, de tanto estirarse, pierda su sabor… Es por eso que Doctor Foster , en todo este clima de incertidumbre y de tantas renovaciones que muchos tachan de “innecesarias”, ha sido la prueba de que, a veces, una historia redonda puede tener una continuación por sorpresa y no solo igualar la calidad de la primera temporada, sino incluso superarla. ¡Sin spoilers ! En un principio uno hubiera podido pensar, como decía, que la historia de Doctor Foster iba a ocupar una sola temporada. Su season finale parecía, a todas luces, un series finale , cerrando todas las tramas de forma bastante satisfactoria y dejando, en conjunto, una historia muy redonda. Y lo cierto es que me inquietó saber que tendría una segunda temporada, porque no veía de qué modo podrían continuar la historia de Gemma. No sabía qué podía quedar por contar, qué más podía aportarnos Doctor Foster … ¡y vaya si tenía más que aportar! La segunda temporada de Doctor Foster ha ido un paso más allá. La historia, que antes parecía tan completa, en realidad ha revelado tener aún muchos aspectos en los que no solo es que se pudiera profundizar, sino que se debía . Uno de ellos, quizá de los más interesantes, se trata del hijo de Gemma y Simon: esta temporada se ha lanzado a explorar, por fin, de forma contundente y realista los efectos que la relación tóxica de sus padres han tenido en él , dejándonos un episodio (el tercero) que es para enmarcar, y que probablemente sea el mejor de la serie. Siempre he tenido la impresión de que Doctor Foster , a cada episodio que pasa, se vuelve más y más grotesca. Que el hastío que le hace sentir la hipocresía de su marido, de toda la sociedad, lleva a la doctora Foster a extremos increíbles, destapando toda la mierda que conlleva la verdad. Esta segunda temporada sigue en esa línea, pero además explora la nueva y brutal dinámica entre ella y Simon de una forma que nunca antes habíamos visto , haciendo inciso en que, por desgracia, no es tan fácil olvidar ni superar al hombre con quien compartiste media vida… A las demás series yo solo les pido que, si van a continuar una historia autoconclusiva en una segunda temporada, sepan hacerlo tan bien como Doctor Foster . Isidro López ( @Drolope )

Tags: , , , , ,

Primera crónica desde San Sebastián: enamorados con Guadagnino

¡Buenos días a todos! Después de mucho tiempo sin publicar-sí, os hemos tenido demasiado abandonados- volvemos con las pilas cargadas. ¿Y qué mejor momento para el retorno que el inicio de nuestro festival preferido? Otro año más, nos adentramos en el Zinemaldia para haceros llegar nuestras humildes opiniones y contaros todo lo que acontece en las salas de cine, ruedas de prensa, coloquios, etc. Tenemos que decir que estamos muy muy contentos porque pensábamos que esta vez Quien te ha visto y quien TV no iba a tener representación en la ciudad donostiarra, pero al final los astros se han alineado y ¡aquí estamos! Como hacía tanto que no escribíamos, venimos con muchas ganas, por lo que este año vamos a intentar hacer una cobertura mayor y proporcionaros alguna crónica más de lo habitual. Por tanto, dejémonos de tanto preámbulo y vamos al lío, que es lo que nos gusta. ¿Qué hemos visto ya? Call me by your name ( Luca Guadagnino ) – Sección Perlas Creo que no me equivoco al afirmar que lo último de Luca Guadagnino es de lo mejorcito que vamos a poder ver en esta edición del festival. El director de Yo soy el amor (2009), ha conseguido crear en este caso una preciosa obra que hace que te levantes de la butaca con un nudo en el pecho del que es muy difícil reponerse . La cinta cuenta la historia de amor entre Elio ( Timothée Chalamet ) -un joven de 17 años- y Oliver ( Armie Hammer ) – el ayudante americano de su padre que viene a pasar el verano a su casa en el norte de Italia. Probablemente muchos estaréis hartos de este tipo de argumento, pero os puedo asegurar que la intensidad contenida y la sencillez con la que se trata el tema no dejará a nadie indiferente . Además, todo se encuentra mágicamente encuadrado por una bellísima fotografía y los temas de Surfjan Stevens . El autor ( Manuel Martin Cuenca ) – Sección Oficial Mira que era difícil pensar en otra cosa después de ver Call me by your name , pero Manuel Martín Cuenca ha conseguido distraernos con maestría . Después de Caníbal (2013), el realizador nos trae esta sátira sobre un escritor en fase de bloqueo perpetuo que decide manipular a sus vecinos para crear algo interesante que contar. A mí, personalmente, esa ironía continua usada para mostrar este peculiar proceso de escritura me ha encantado. Se podría decir – salvando las distancias – que estamos ante el homónimo ibérico de Dans la Maison (2012) de François Ozón . On body and soul ( Ildikó Enyedi ) – Sección Perlas La gran sorpresa del sábado para nosotros ha sido la última ganadora del Oso de Oro en la Berlinale . Se trata de una bonita historia sobre dos personas solitarias – una con más problemas de sociabilidad que la otra – que descubren que cada noche tienen los mismos sueños de forma simultánea. Algunos la tacharán de perturbadora por esas contadas secuencias en las que te pueden hacen sentir algo incómodo, pero otros pensamos que solo es una deliciosa dramedia con tintes de humor negro . Y una cosa os digo, si la canción de Laura Marling – What he wrote – no os sobrecoge de manera especial es que estáis un poco muertos por dentro. Por otra parte, hemos tenido la oportunidad de acudir a los pases de  Fireworks y Handia de la Sección Oficial, así como The Third Murder de Perlas, que no nos han disgustado, pero tampoco han logrado emocionarnos lo suficiente. ¿Qué no queremos perdernos próximamente? Sección Oficial:   Le sens de la fête Perlas: Jusqu’à la garde; Three billboards outside Ebbing, Missouri; 120 BPM; You were never really here Nuevos Directores: Blue my mind; Princesita Horizontes Latinos: Las hijas de Abril La entrada Primera crónica desde San Sebastián: enamorados con Guadagnino aparece primero en ¡Quién te ha visto y quién TV! .

Tags: , , , , , , , ,

Crítica del 3×02 "Surrender" de Outlander: El sexo como conexión

Qué gustazo volver a tener Outlander con nosotros y nosotras cada semana. Una serie que es como Historia viva, que cuida tantísimo los detalles y cada plano, que emociona con las miradas y esa banda sonora llena de magia … esta serie es otra cosa, tíos, tías y variaciones posibles. Y esta tercera temporada, tal y como deja atisbar el estupendo recorrido que están trazando estos dos episodios, reafirma su gran potencial para convertirse en la mejor de todas. ¡ Spoilers del 3×02 “Surrender”! El 3×01 “The Battle Joined” fue un buen episodio, una presentación de temporada muy correcta, pero la fuerza de “Surrender” es que, una vez sentadas las bases de la nueva dinámica, por fin puede comenzar a ahondar en ella, lo que lo convierte en un episodio mucho más interesante y complejo . Como si fuera una historia en paralelo, contada a ambos lados del mismo espejo, “Surrender” nos muestra la forma en que Claire y Jamie siguen adelante inmersos en esa “muerte en vida”, viviendo sin sentir y arrastrándose como fantasmas… aunque con un ligero avance. El sexo ha sido un elemento clave en este capítulo , pero entendiéndolo como lo entiende Outlander : como una forma que más incluso que disfrutar, más que dar rienda suelta a la pasión, lo que pretende es crear una conexión . A través del sexo con Frank, Claire cerraba los ojos y trataba de rozar con los dedos ese fuego que sintió con Jamie; pero Frank, que terminó entendiendo lo que significaba para ella, no pudo aceptarlo. Es por eso que me impactó muchísimo más la bellísima escena de Mary con Jamie en la cueva, pues ella sí supo comprender su dolor y lo que él necesitaba: ” Comprendo lo que estás pensando, pero vi a tu esposa, y cómo era lo que teníais. Y no es mi intención hacerte sentir como que has traicionado eso. Lo que quiero es compartir algo diferente. Algo más pequeño, quizá… pero algo que los dos necesitamos. Algo para mantenernos enteros mientras seguimos hacia delante en esta vida ” . Pocas series han entendido el sexo tan bien como lo hace Outlander . Porque es una serie llena de pasión y desnudos, ¿pero quién dijo que todo eso tenía que ser “gratuito”? A través del sexo Outlander desprende tanta verdad, tanta emoción, que lo convierte en un elemento imprescindible de su historia. Y en “Surrender” ha sido clave, como decía, porque ha sido el sexo lo que ha logrado que Claire y Jamie vuelvan a sentirse vivos , a tener una conexión fuerte con otras personas… y, si bien Claire no fue honesta ni consigo misma ni con Frank, forzada como está a llevar el peso de Jamie en silencio, él sí pudo, en cambio, contar con el entendimiento de Ian y Mary , gracias a los cuales su carga sí se pudo hacer un poquito más ligera. Pero si hay otra cosa a destacar de este episodio, esa es sin duda la historia de Fergus . ¡Ese crío francés nos ha robado el coeur a todos, maldita sea! Resultaba fácil empatizar con su coraje, con el entusiasmo de un niño que quiere ser un hombre y luchar contra la injusticia , que cree que tiene en su mano el poder para cambiar las cosas, hasta que la vida le da de bruces en la cara y se da cuenta de que ya no tiene ni mano… (demasiado pronto para hacer chistes, ¿verdad?). Y es que él ha puesto también su granito de arena para hacer renacer el fuego en Jamie, para recordarle el amor de padre que sintió por él desde el principio . Me MATO de lo precioso que ha sido este episodio. Siento que “Surrender” ha sido el primer vistazo a la luz al final del túnel. Que Jamie, protegiendo a su familia y entregándose por amor, y Claire, luchando como lo está haciendo por realizarse como persona y ayudar a los demás (que ha sido siempre su gran vocación), están dando los primeros pasos para curarse . Y Outlander ha manejado maravillosamente bien ese regusto agridulce, explicando con esa sensibilidad que la caracteriza la forma lenta y progresiva, pero imparable, en que una voluntad de hierro y familiares comprensivos pueden hacer revivir a dos personas rotas en siglos distintos que se necesitan la una a la otra, pero que también urgen volver a sentir algo bueno y encontrar motivos, otras personas, que les impulsen a seguir adelante . ¿Qué os ha parecido a vosotros y vosotras el episodio? ¿Creéis que Outlander va en la buena dirección? Sois libres, como siempre, de comentar lo que queráis en la sección de comentarios. ¡Nos leemos la semana que viene! PD: Es increíble, pero SÍ hubo realmente un James Fraser que sobrevivió a la batalla de Culloden y estuvo escondido siete años en una cueva cerca del lago Ness. Muchos habitantes de la zona le conocían, pero mantuvieron su secreto para ocultarle de los ingleses y le nombraron en clave ( “Dun Bonnet” , el nombre del pueblo en aquel entonces, que usaron también para referirse a él). Si es que es Outlander es mejor que una clase de Historia… PD2: Hoy ha llegado a mi conocimiento esta entrada del blog de @Dorothy_Beauchamp que se burla de las personas con dos neuronas que critican a Outlander por ser “sexo barato y fácil para señoras”, y es TAN maravillosa que no puedo hacer otra cosa que recomendarla y aplaudirla hasta con las orejas. Isidro López ( @Drolope )

Tags: , , , , , ,

Dejad de destruir libros de Stephen King con adaptaciones mediocres, por favor os lo pido

¿Acaso no tuvimos bastante con Under the Dome ? ¿Por qué el universo se empeña en seguir castigándonos de esta manera? Ya había leído muchas críticas advirtiendo de que The Mist , adaptación de otro famoso relato de Stephen King (este, por cierto, muy corto, de poco más de 100 páginas), no era gran cosa, pero lo cierto es que no pude resistirme a juzgar por mí mismo y comprobarlo… y, efectivamente, es una mierda. ¡Zona libre de spoilers ! Esta película SÍ vale oro. Quizá lo peor de todo es que The Mist ni siquiera es una mierda. Un zurullito, pues sí, pero no una mierda realmente. Porque la serie no es del todo mala, y funciona en lo que se propone. El problema es que lo que se propone es ser profundamente mediocre , contar una historia con personajes que son clichés y hemos visto mil veces, un trama que avanza de forma demasiado torpe, demasiado forzada. Y estamos hablando, señores, señoras y variaciones posibles, de una historia que debería haber sido mucho más. Más violenta, más gráfica, más intensa, más emocionante, más inteligente, más… más . Es entretenida, eso sí. Tiene gracia ver cómo se desarrollan los acontecimientos y los guionistas se devanan los sesos intentando estirar una historia que no da más de sí de las formas más idiotas posibles, aprovechando la excusa de la niebla para evitar mostrar los bichos más monstruosos (cuando en realidad todos sabemos que es por falta de presupuesto ), e introduciendo tramas que dan juego y son de (medianamente) interés, como lo que sucede con la hija de los protagonistas desde el primer episodio. Frances Conroy es estupenda pero ni ella puede salvar el conjunto. Ahora bien: qué cansado estoy de que haya que tomarse con humor todas las adaptaciones de Stephen King. Pasó lo mismo con Under the Dome . Tuvo buenos momentos, incluso geniales, pero en general fue una adaptación muy “suave” y mamarracha, con personajes construidos pobremente que resultaron ser demasiado simples, sin matices –el bueno, el malo–. Y yo me pregunto… ¿dónde queda la complejidad, la oscuridad, la emoción de las novelas de Stephen King? Es como si al alargar estas historias (he leído tanto The Mist como Under the Dome , y ambas transcurren en muy pocos días), se perdiese la magia, teniendo que recurrir para estirarlas a tramas muy simples y reconocibles por el público, como la familia separada, el policía capullo, el elemento religioso siempre presente para explicar el fenómeno, la criminal que no es tan mala… Si The Mist fuera una serie cualquiera la valoraría de otra forma. Probablemente incluso me habría gustado más. Pero lo que no puedo perdonar, como decía, es que haya desaprovechado todo el potencial de la novela: como adaptación, tenía una gran historia en la que apoyarse, grandes cosas que contar, una buena base para seguir imaginando y creciendo… y, sin embargo, nos ha terminado dando una serie innecesaria que, a pesar de tener el elemento sobrenatural, cuenta las mismas historias de siempre . Para esto, honestamente, mejor habernos quedado solo con la genial película de 2007. No te lo perdonaré jamás, Christian Torpe , JAMÁS. Y me ahorro hacer el chiste con tu apellido jiji. PD: Voy a tener que ver It para volver a recuperar la fe en que el universo puede hacer buenas adaptaciones de King, porque menuda racha de mierda últimamente. A ella tampoco le ha gustado ‘The Mist’. Isidro López ( @Drolope )

Tags: , , , , , , , ,