Crítica del 3×02 "Surrender" de Outlander: El sexo como conexión

Qué gustazo volver a tener Outlander con nosotros y nosotras cada semana. Una serie que es como Historia viva, que cuida tantísimo los detalles y cada plano, que emociona con las miradas y esa banda sonora llena de magia … esta serie es otra cosa, tíos, tías y variaciones posibles. Y esta tercera temporada, tal y como deja atisbar el estupendo recorrido que están trazando estos dos episodios, reafirma su gran potencial para convertirse en la mejor de todas. ¡ Spoilers del 3×02 “Surrender”! El 3×01 “The Battle Joined” fue un buen episodio, una presentación de temporada muy correcta, pero la fuerza de “Surrender” es que, una vez sentadas las bases de la nueva dinámica, por fin puede comenzar a ahondar en ella, lo que lo convierte en un episodio mucho más interesante y complejo . Como si fuera una historia en paralelo, contada a ambos lados del mismo espejo, “Surrender” nos muestra la forma en que Claire y Jamie siguen adelante inmersos en esa “muerte en vida”, viviendo sin sentir y arrastrándose como fantasmas… aunque con un ligero avance. El sexo ha sido un elemento clave en este capítulo , pero entendiéndolo como lo entiende Outlander : como una forma que más incluso que disfrutar, más que dar rienda suelta a la pasión, lo que pretende es crear una conexión . A través del sexo con Frank, Claire cerraba los ojos y trataba de rozar con los dedos ese fuego que sintió con Jamie; pero Frank, que terminó entendiendo lo que significaba para ella, no pudo aceptarlo. Es por eso que me impactó muchísimo más la bellísima escena de Mary con Jamie en la cueva, pues ella sí supo comprender su dolor y lo que él necesitaba: ” Comprendo lo que estás pensando, pero vi a tu esposa, y cómo era lo que teníais. Y no es mi intención hacerte sentir como que has traicionado eso. Lo que quiero es compartir algo diferente. Algo más pequeño, quizá… pero algo que los dos necesitamos. Algo para mantenernos enteros mientras seguimos hacia delante en esta vida ” . Pocas series han entendido el sexo tan bien como lo hace Outlander . Porque es una serie llena de pasión y desnudos, ¿pero quién dijo que todo eso tenía que ser “gratuito”? A través del sexo Outlander desprende tanta verdad, tanta emoción, que lo convierte en un elemento imprescindible de su historia. Y en “Surrender” ha sido clave, como decía, porque ha sido el sexo lo que ha logrado que Claire y Jamie vuelvan a sentirse vivos , a tener una conexión fuerte con otras personas… y, si bien Claire no fue honesta ni consigo misma ni con Frank, forzada como está a llevar el peso de Jamie en silencio, él sí pudo, en cambio, contar con el entendimiento de Ian y Mary , gracias a los cuales su carga sí se pudo hacer un poquito más ligera. Pero si hay otra cosa a destacar de este episodio, esa es sin duda la historia de Fergus . ¡Ese crío francés nos ha robado el coeur a todos, maldita sea! Resultaba fácil empatizar con su coraje, con el entusiasmo de un niño que quiere ser un hombre y luchar contra la injusticia , que cree que tiene en su mano el poder para cambiar las cosas, hasta que la vida le da de bruces en la cara y se da cuenta de que ya no tiene ni mano… (demasiado pronto para hacer chistes, ¿verdad?). Y es que él ha puesto también su granito de arena para hacer renacer el fuego en Jamie, para recordarle el amor de padre que sintió por él desde el principio . Me MATO de lo precioso que ha sido este episodio. Siento que “Surrender” ha sido el primer vistazo a la luz al final del túnel. Que Jamie, protegiendo a su familia y entregándose por amor, y Claire, luchando como lo está haciendo por realizarse como persona y ayudar a los demás (que ha sido siempre su gran vocación), están dando los primeros pasos para curarse . Y Outlander ha manejado maravillosamente bien ese regusto agridulce, explicando con esa sensibilidad que la caracteriza la forma lenta y progresiva, pero imparable, en que una voluntad de hierro y familiares comprensivos pueden hacer revivir a dos personas rotas en siglos distintos que se necesitan la una a la otra, pero que también urgen volver a sentir algo bueno y encontrar motivos, otras personas, que les impulsen a seguir adelante . ¿Qué os ha parecido a vosotros y vosotras el episodio? ¿Creéis que Outlander va en la buena dirección? Sois libres, como siempre, de comentar lo que queráis en la sección de comentarios. ¡Nos leemos la semana que viene! PD: Es increíble, pero SÍ hubo realmente un James Fraser que sobrevivió a la batalla de Culloden y estuvo escondido siete años en una cueva cerca del lago Ness. Muchos habitantes de la zona le conocían, pero mantuvieron su secreto para ocultarle de los ingleses y le nombraron en clave ( “Dun Bonnet” , el nombre del pueblo en aquel entonces, que usaron también para referirse a él). Si es que es Outlander es mejor que una clase de Historia… PD2: Hoy ha llegado a mi conocimiento esta entrada del blog de @Dorothy_Beauchamp que se burla de las personas con dos neuronas que critican a Outlander por ser “sexo barato y fácil para señoras”, y es TAN maravillosa que no puedo hacer otra cosa que recomendarla y aplaudirla hasta con las orejas. Isidro López ( @Drolope )

Tags: , , , , , ,

Dejad de destruir libros de Stephen King con adaptaciones mediocres, por favor os lo pido

¿Acaso no tuvimos bastante con Under the Dome ? ¿Por qué el universo se empeña en seguir castigándonos de esta manera? Ya había leído muchas críticas advirtiendo de que The Mist , adaptación de otro famoso relato de Stephen King (este, por cierto, muy corto, de poco más de 100 páginas), no era gran cosa, pero lo cierto es que no pude resistirme a juzgar por mí mismo y comprobarlo… y, efectivamente, es una mierda. ¡Zona libre de spoilers ! Esta película SÍ vale oro. Quizá lo peor de todo es que The Mist ni siquiera es una mierda. Un zurullito, pues sí, pero no una mierda realmente. Porque la serie no es del todo mala, y funciona en lo que se propone. El problema es que lo que se propone es ser profundamente mediocre , contar una historia con personajes que son clichés y hemos visto mil veces, un trama que avanza de forma demasiado torpe, demasiado forzada. Y estamos hablando, señores, señoras y variaciones posibles, de una historia que debería haber sido mucho más. Más violenta, más gráfica, más intensa, más emocionante, más inteligente, más… más . Es entretenida, eso sí. Tiene gracia ver cómo se desarrollan los acontecimientos y los guionistas se devanan los sesos intentando estirar una historia que no da más de sí de las formas más idiotas posibles, aprovechando la excusa de la niebla para evitar mostrar los bichos más monstruosos (cuando en realidad todos sabemos que es por falta de presupuesto ), e introduciendo tramas que dan juego y son de (medianamente) interés, como lo que sucede con la hija de los protagonistas desde el primer episodio. Frances Conroy es estupenda pero ni ella puede salvar el conjunto. Ahora bien: qué cansado estoy de que haya que tomarse con humor todas las adaptaciones de Stephen King. Pasó lo mismo con Under the Dome . Tuvo buenos momentos, incluso geniales, pero en general fue una adaptación muy “suave” y mamarracha, con personajes construidos pobremente que resultaron ser demasiado simples, sin matices –el bueno, el malo–. Y yo me pregunto… ¿dónde queda la complejidad, la oscuridad, la emoción de las novelas de Stephen King? Es como si al alargar estas historias (he leído tanto The Mist como Under the Dome , y ambas transcurren en muy pocos días), se perdiese la magia, teniendo que recurrir para estirarlas a tramas muy simples y reconocibles por el público, como la familia separada, el policía capullo, el elemento religioso siempre presente para explicar el fenómeno, la criminal que no es tan mala… Si The Mist fuera una serie cualquiera la valoraría de otra forma. Probablemente incluso me habría gustado más. Pero lo que no puedo perdonar, como decía, es que haya desaprovechado todo el potencial de la novela: como adaptación, tenía una gran historia en la que apoyarse, grandes cosas que contar, una buena base para seguir imaginando y creciendo… y, sin embargo, nos ha terminado dando una serie innecesaria que, a pesar de tener el elemento sobrenatural, cuenta las mismas historias de siempre . Para esto, honestamente, mejor habernos quedado solo con la genial película de 2007. No te lo perdonaré jamás, Christian Torpe , JAMÁS. Y me ahorro hacer el chiste con tu apellido jiji. PD: Voy a tener que ver It para volver a recuperar la fe en que el universo puede hacer buenas adaptaciones de King, porque menuda racha de mierda últimamente. A ella tampoco le ha gustado ‘The Mist’. Isidro López ( @Drolope )

Tags: , , , , , , , ,